Ibarretxe ve "muchos nervios" y una "actitud soberbia" en el PSE

  • López acusa al lehendakari de jugar al "victimismo" y denuncia que con él se han "perdido 10 años preciosos para la unidad de los vascos".

Comentarios 1

"Muchos nervios" y una "actitud soberbia". Estas son las sensaciones que al lehendakari, Juan José Ibarretxe, le llegan desde la orilla socialista, tanto por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como por parte del PSE de Patxi López. En todo caso, el lehendakari, firme en su desafío soberanista, proclamó una vez más que su consulta es un "instrumento válido para buscar soluciones" que ya "no tiene vuelta atrás". Y dentro del cruce de reproches y descalificaciones en el que socialistas y jeltzales llevan envueltos desde hace varias semanas, López acusó a Ibarretxe de seguir "jugando al victimismo" y denunció que con él al frente del Ejecutivo vasco se han "perdido 10 años preciosos para la unidad de los vascos".

"El pueblo vasco es tenaz y el lehendakari también" proclama Ibarretxe en una entrevista publicada en 'Diario Vasco' en la que aseguró que, a pesar de todo lo que digan y del anuncio del Gobierno de Zapatero de que recurrirá al Tribunal Constitucional si el Parlamento vasco aprueba su Ley de Consulta, su iniciativa "no tiene vuelta atrás" y es ya "un camino irreversible".

En este punto, Ibarretxe dijo percibir "muchos nervios en el Gobierno español y en el PSOE" e, incluso, "una cierta actitud soberbia" que responde al hecho de que "en la cabeza de Zapatero y del PSE sólo caben ahora las elecciones". El lehendakari tuvo duras palabras para Zapatero pero dijo no sentirse "decepcionado" por el presidente del Gobierno, ya que "en política y en la vida, cuando alguien te engaña la primera vez la culpa es de él. Pero la segunda la culpa es tuya". 

Ante las acusaciones de "mesianismo político", Ibarretxe se preguntó si "hay algún procedimiento más democrático que preguntar a la sociedad", y señaló que "preguntar al pueblo, conocer su voluntad y además a respetarla" está justo "en las antípodas del mesianismo". "Mesianismo es decidir en una butaca en la Moncloa entre Zapatero y Rajoy el futuro del pueblo vasco y dar un portazo", sentenció. Además, Ibarretxe negó que no se haya puesto en contacto con los partidos vascos para lograr un acuerdo. "Con Patxi López he tenido muchísimos encuentros en privado y los seguiré teniendo", aseguró.

"¿Dónde está el diálogo de Ibarretxe?", se pregunta por contra el propio López, que lamenta que con el lehendakari se han perdido "diez años preciosos "para ahondar en la unidad y en la mejor seña de identidad de los vascos: el consenso con el que se firmó el Estatuto, el Pacto de Ajuria Enea, el desarrollo de Osakidetza o el modelo educativo". 

"Diez años y no ha convocado nunca a los partidos democráticos. Diez años y luego esto. Diez años para dos preguntas en lugar de diez años para consolidar la cohesión de la sociedad vasca", se lamenta el candidato socialista a la presidencia vasca que afirma que "todas" las iniciativas promovidas por Ibarretxe desde que está en Ajuria Enea "son para dividir" lo que le convierte en "una excepción triste en la historia de este país". 

En todo caso, y aunque denunció que el PNV "se ha embarcado en una campaña de propaganda y mentiras" y que, como siempre, intenta "jugar al victimismo echándole "la culpa a la bota de Madrid que nos oprime", el líder del PSE aseguró que su puerta siempre está abierta y que "nunca" se ha negado a sentarse con el lehendakari.

Pero López apuesta por un diálogo que tenga como objetivo "propuestas para llevarnos bien, no consultas para tirarnos los trastos a la cabeza". "Sentémonos los partidos democráticos para buscar ese punto de encuentro, y para eso no hacen falta preguntas. Lo que hay que hacer es descolgar el teléfono y convocar al resto de partidos, cosa que no ha hecho en diez años", insistió López que frente a "esta imposición unilateral que es la 'hoja de ruta' del lehendakari" apuesta por rescatar el "alma y el espíritu del Estatuto".

A esta última invocación se apresuró a replicar la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, que durante la fiesta del Araba Euskaraz que se celebra, en la localidad alavesa de Labastida, aseguró que el alma del Estatuto de Gernika es "el pacto" y apuntó que el PSE "ha olvidado" para qué han valido los acuerdos como el Estatuto de Gernika. "Para incumplirlo olímpicamente", se respondió Azkarate que señaló que "el exceso de trabajo que le supone a López ser candidato, le ha hecho tener una memoria más frágil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios