Ibarretxe: "No aceptaré nunca que Zapatero y Rajoy decidan por los vascos"

  • Asegura que la consulta "se hará pronto" y denuncia la "confusión teatral" del PCTV que "se ha tomado la consulta como un juego".

Comentarios 1

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, está convencido de que su consulta se hará y tan confiado está de que saldrá adelante que no duda en asegurar que "se hará pronto". "El derecho a decidir del pueblo vasco ha venido para quedarse", proclama Ibarretxe que también avisa que no aceptará "nunca que Zapatero y Rajoy sean quienes decidan por los vascos". El lehendakari también tiene duras críticas para el PCTV y la "confusión teatral" que escenificó en el Parlamento vasco prestándole el voto necesario para sacar adelante para Ley de Consulta, pero colocándose del lado de los partidos del 'no' a una iniciativa que, denuncia, "se han tomado como un juego".

"Probablemente al Consejo de Estado le parezca muy bien que sean Zapatero y Rajoy quienes decidan por los vascos, pero yo no lo aceptaré nunca", proclama Ibarretxe que responde así al dictamen que el órgano consultivo emitió el pasado jueves y en el que apoyaba el recurso de inconstitucionalidad del Gobierno. El texto del Consejo de Estado tachaba la consulta de Ibarretxe de inconstitucional, tanto desde el plano competencial, porque solo el Gobierno puede convocar un referéndum, como desde el fondo del asunto, ya aborda una cuestión en la que los vascos no pueden decidir por el resto de españoles.

"Que argumento tan sesudo ese de que los vascos no pueden decidir por los españoles... Al parecer, al revés sí puede suceder", espeta Ibarretxe que, ante la más que posible suspensión de su consulta, no decae en su empeño y proclama que "se hará y se hará muy pronto" sea él o no lehendakari porque el ejercicio del derecho a decidir del pueblo vasco en el siglo XXI ha venido para quedarse", proclama en una entrevista al diario 'Deia' recogida por otr/press en la que señala que parar la consulta sería como "ponerle puertas al campo".  

Y es que, para el lehendakari su iniciativa no es rupturista ni antidemocrática, sino todo lo contrario porque supone que los ciudadanos vascos tengan en su poder "la llave para decirle a ETA que tiene que parar para siempre y a los partidos que deben alcanzar un acuerdo para que los próximos 20 o 25 años todos nos sintamos cómodos en un nuevo marco, para que la próxima generación viva la paz que nosotros no hemos conocido". "Nos quiere vender la burra de que quien quiere preguntar a la sociedad divide y quien prohíbe busca cohesionar", denuncia Ibarretxe que asegura que esta idea "nos llevaría a la maravillosa conclusión de que preguntar es dividir y prohibir es convivir".

Frente a la posible suspensión de su consulta, programada para el próximo 25 de septiembre, el lehendakari insiste una y otra vez en que "lo importante ahora es cumplir el mandato del Parlamento vasco" y esperar acontecimientos. "No cabe preparar contestaciones a algo que no ha sucedido", repite Ibarretxe que también anuncia que "si se da el caso" el tripartito vasco articulará "una oposición enérgica desde el punto de vista democrático". 

En sus afirmaciones, Ibarretxe también tiene críticas para el PCTV y sus siete abstenciones en el Pleno en el que, gracias al voto de una de sus parlamentarias, se aprobó la Ley de Consulta, y, en tono irónico, afirma que "después de que el limbo se suprimiera de los catecismos" la izquierda abertzale "ha encontrado su acomodo en él con esta actitud, toda una tesis de coherencia política".


Desobediencia civil

Así, el mandatario vasco carga contra "la confusión teatral" en la que envolvieron su intervención en el Pleno las parlamentarias del PCTV a las que avisa que dar la palabra al pueblo "no es un juego". "No sé qué pensarán las bases de la izquierda abertzale cuando ven a sus líderes defendiendo casi con más intensidad que el PSE y el PP que la consulta no cabe en la Constitución", apunta el lehendakari que no duda en afirmar que "por supuesto que a la gente le interesa la consulta", porque le interesa "la paz, que es lo que buscamos, y porque sabe que un nuevo marco contribuirá a mejorar su bienestar".

En todo caso, Ibarretxe también insiste en que si tras su iniciativa no cuenta con el respaldo de la sociedad vasca se hará "a un lado" para que sean "otras personas las que dirijan este país". A la consulta también se refirió hoy uno de los hombres fuertes del gabinete de Ibarretxe, el consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, que en un tono mucho más beligerante que el del lehendakari afirmó que la desobediencia civil para defender la consulta "no sería delito" y advirtió que puede haber "confrontación democrática" ante la actitud de "desprecio" del Gobierno central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios