El nuevo líder de IU dice que se debe acabar la "relajación" ante el PSOELa contratación en origen se encamina al 'punto cero' que anunció Corbacho

  • Lara asegura que Llamazares hará en el Congreso "lo que le diga la organización" No llegarán al millar pese a que el Gobierno había previsto un tope de 15.000

El coordinador general de IU, Cayo Lara, manifestó ayer que en los últimos tiempos su formación ha padecido "cierta relajación" en la crítica al PSOE y a un Gobierno "netamente conservador", e indicó que ahora debe consolidar una verdadera alternativa a la izquierda de los socialistas.

Lara, elegido el domingo para suceder a Gaspar Llamazares con el 55% de los apoyos del Consejo Político de IU, se mostró ayer convencido -en declaraciones a Efe- de que los trabajadores, los hipotecados, los desempleados, "los humildes", necesitan esa alternativa a un PSOE cuya política económica "nada tiene que ver con la socialdemocracia".

El nuevo coordinador general de IU descartó que su elección como líder de la formación vaya a suponer confrontaciones con el diputado de la federación en el Congreso, Gaspar Llamazares, pese a que él mismo representa la corriente más crítica con el antiguo líder de la formación, el PCE. "Gaspar llevará al Parlamento lo que diga nuestra organización", aseveró Lara.

El contingente de trabajadores extranjeros no comunitarios contratados en origen de forma estable (por al menos un año) será probablemente inferior a los 1.000 en 2009, frente al máximo de 15.731 que el Consejo de Ministros aprobó provisionalmente en su día para 2008. La directora general de Inmigración, Marta Rodríguez Tarduchi, explicó que el descenso se debe a que "hay trabajadores en España" para cubrir los puestos disponibles.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, anunció en septiembre que las contrataciones en origen se "aproximarán al punto cero" ante el repunte del paro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios