Homenaje al empresario José María Korta en el octavo aniversario de su asesinato

  • Familiares y amigos recuerdan los "valores éticos" del industrial en el lugar del atentado

Familiares y amigos del empresario José María Korta, asesinado por ETA el 8 de agosto de 2000, se concentraron ayer en Zumaia (Guipúzcoa) para recordar y mantener vigentes los "valores éticos" defendidos por el que fuera presidente de la patronal guipuzcoana Adegi.

Numerosos familiares de Korta, entre ellos su viuda, Marian Zearreta y sus hijos, Andoitz y Lander, secundaron este acto silencioso, que tuvo lugar frente a la empresa Korta S.A., donde hace ocho años fue asesinado este empresario guipuzcoano al explotar un coche-bomba aparcado junto al suyo.

Representantes de Adegi, así como el ex secretario general de esta institución José María Ruiz Urchegui, se trasladaron a Zumaya para recordar a Korta cuando se conmemora el octavo aniversario de su asesinato.

Este homenaje congregó a unas 70 personas y fue organizado por la Fundación José Mari Korta, que fue creada por un grupo de amigos y familiares del empresario que querían seguir trabajando a favor de los valores que presidieron su vida y que trabaja en tres ámbitos: el educativo, el empresarial y el deportivo.

El portavoz de dicha entidad, Jesús Mari Mujika, recordó la figura de José Mari Korta y ensalzó los "grandes valores éticos" que presidieron su vida.

Mujika explicó que el objetivo de esta institución es trabajar "humildemente para demostrar que los valores de José Mari son los necesarios y no los fines por los que fue asesinado". "Pedimos a todos que sigan trabajando para que podamos vivir todos en paz", añadió Mujika, quien insistió en que esta fundación está "abierta a todos" y pone especial "cuidado" en no ser "utilizada políticamente por ningún partido".

Los actos de conmemoración continuaron por la tarde con una eucaristía en memoria del industrial vasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios