El Gobierno sitúa la salida del túnel de la crisis a finales de 2009

  • Zapatero asegura que el país saldrá del hoyo tras pasar algunos "momentos duros", pero Izquierda Unida advierte que "su optimismo carece de credibilidad"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, señaló ayer que "aunque la crisis es fuerte y aún nos quedan momentos duros en los próximos tres o cuatro meses, España saldrá de ella en la segunda parte de 2009".

El presidente, en declaraciones a TV-PSOE, donde hizo un balance del año 2008 y anunció lo que espera para 2009, destacó que el próximo año va a ser una prueba de fuego para el Ejecutivo y para el país, al tiempo que lo calificó de "reto serio para el Gobierno", porque todo lo que "hemos aprobado tiene que funcionar y hay que gestionarlo con eficacia".

En su balance de situación, la mayor preocupación para Zapatero es el empleo, que lo considera "una obsesión". "Quiero decir a las personas que han perdido su empleo que el Gobierno está pensando en ellos y trabajando para ellos".

A quienes tienen la "angustia" de haber perdido su empleo, Rodríguez Zapatero les lanzó un mensaje: "Les quiero decir que tenemos un sistema de protección por desempleo que garantiza por dos, catorce o dieciséis meses una renta". Es más, añadió que si la evolución de la actividad económica "nos pusiera en más dificultades, el Gobierno será sensible a esta situación".

El jefe del Gobierno destacó sobre esas dificultades que "no vamos a dejar a ninguna familia o persona en una situación de gravísimo riesgo desde el punto de vista de los ingresos".

Más pesimista sobre la evolución de los acontecimientos económicos se mostró ayer el coordinador general de Izquierda Unida y todavía coordinador regional de Castilla-La Mancha, Cayo Lara, quien advirtió que "hay pocas razones para el optimismo en España y, por tanto, para el optimismo del presidente del Gobierno", en el balance de 2008 que hizo el viernes en La Moncloa.

Lara reconoció, en declaraciones a Europa Press, que el "excesivo optimismo" del presidente Zapatero es una "declaración de buenas intenciones", porque en IU "no entendemos cómo puede estar así cuando desde octubre estamos viendo que son casi 200.000 trabajadores los que se están yendo al paro, que las pymes tienen problemas de liquidez tremendos, y que 75.000 trabajadores autónomos están dejando su puesto de trabajo en el último periodo".

En una primera valoración, ya que según explicó la nueva Ejecutiva de IU realizará mañana su propio balance, Lara detectó "que las palabras del presidente del Gobierno carecen de credibilidad". En este sentido, señaló que "habló de solidaridad y de protección social como elementos importantes pero los hechos no dicen eso", lamentó, remitiéndose a la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la subida interprofesional en un "raquítico" 4%. Así, agregó, "no cumple ni tan sólo con la promesa que hizo de subir el salario mínimo interprofesional de 600 a 800 euros durante este periodo legislativo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios