El Gobierno investigará si Aznar estaba al corriente de los vuelos de la CIA

  • Moratinos llegará "hasta el final" para aclarar si EEUU comunicó en 2002 al Ejecutivo del PP que España era lugar de paso y escala de presos a Guantánamo · Un informe prueba la "connivencia"

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha ordenado "con carácter de urgencia" una investigación que permita clarificar el supuesto paso por España de aviones de la CIA con presuntos terroristas detenidos.

Moratinos, en declaraciones a los periodistas en Doha, donde participa en la Conferencia de Financiación del Desarrollo de la ONU, se refirió a la información publicada ayer por el diario El País en la que se señala que un informe "muy secreto" revela la "connivencia" del entonces presidente del Gobierno, José María Aznar (1996-2004), con los vuelos a la base estadounidense de Guantánamo (Cuba).

El informe del que se hace eco el diario apunta que el Gobierno de Aznar conocía el paso y escala por España de vuelos militares estadounidenses con presos para la citada base y que el 10 de enero de 2002 la embajada de EEUU informó al Ejecutivo de que iban a comenzar dichos traslados.

Moratinos indicó ayer que su Gobierno llegará "hasta el final" en la investigación del caso, para "arrojar luz" sobre este asunto.

El ministro insistió en que el Gobierno y su departamento están comprometidos en "la defensa de los derechos humanos" y recalcó: "No tenemos nada que ocultar".

Tras reiterar su compromiso con la Justicia, el ministro de Asuntos Exteriores señaló que no tenía constancia de la existencia del documento al que se refiere el citado rotativo. "El equipo anterior tampoco nos había notificado sobre estos supuestos vuelos de la CIA", subrayó Moratinos.

En relación con la misma cuestión, el Ministerio de Asuntos Exteriores asegura en un comunicado que este departamento ha actuado "siempre con plena transparencia y plena cooperación con la justicia". Confirma que ha abierto una investigación interna para "localizar eventualmente cualquier documento sobre esta materia" y reafirma "su pleno compromiso con la defensa de los derechos humanos". El Gobierno "no ha permitido, ni permitirá, ninguna violación de los mismos en su territorio en relación con los llamados vuelos de la CIA", se añade en ese comunicado.

Según el documento clasificado, Estados Unidos solicitó al Gobierno de Aznar que esos vuelos, en caso de necesidad, pudieran aterrizar en España. "EEUU van a iniciar muy próximamente vuelos para trasladar prisioneros talibanes y de Al Qaeda desde Afganistán hasta la base de Guantánamo, en Cuba", explica en ese documento Miguel Aguirre de Cárcer, por aquel entonces director general de Política Exterior para América del Norte, Seguridad y Desarme del Ministerio español de Asuntos Exteriores.

En ese documento enviado al entonces ministro de Asuntos Exteriores, Josep Piqué, el diplomático relata el contenido de una entrevista con un "consejero político-militar de la embajada de Estados Unidos en Madrid".

La legación diplomática estadounidense le informa de esos vuelos y solicita la "autorización del Gobierno español" para que esos aviones puedan efectuar "un aterrizaje de emergencia", si lo necesitan, en territorio de España. El diplomático indica en el mismo documento que Estados Unidos estaba efectuando procedimientos similares con "varios países".

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno abrió una investigación sobre la legalidad de los vuelos fletados por la CIA que sobrevolaron o hicieron escala en España cuando trasladaban a detenidos hacia la base de Guantánamo. Partiendo de datos enviados al juez por Defensa, se contabilizan cinco vuelos a Guantánamo que hicieron escala en las bases de Rota, Morón y otros tres que sobrevolaron el espacio aéreo español entre 2002 y 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios