El Gobierno no informó del derrumbe de un túnel del AVE Madrid-Valencia el pasado martes

  • No se esperan retrasos en la inauguración pero el PP exige explicaciones por el "oscurantismo" del asunto.

El túnel de El Regajal, situado en la provincia de Toledo y que pertenece a las obras del futuro AVE Madrid-Valencia, sufrió el pasado martes un derrumbe de parte del techo como consecuencia de un corrimiento de tierras provocado por las lluvias de los últimos días, según informó el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). Aunque el incidente no tuvo mayor trascendencia, ya que no se registraron daños personales ni se prevé un retraso en la inauguración, el Partido Popular exigió hoy al Gobierno que explique por qué no informó de este problema en las obras del AVE.

El pasado jueves, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, visitó las obras del tren de alta velocidad que unirá Madrid y Valencia, a tan sólo a 200 metros de donde se había producido el incidente. Sin embargo, no mencionó el problema. Más aún, Magdalena Álvarez afirmó ante los medios que el Gobierno había "multiplicado por 24" el ritmo de ejecución de los trabajos, y que incrementó "de 34 a 850 millones de euros" la inversión anual para estas actuaciones.  

El derrumbe se produjo en el túnel de El Regajal, en la provincia de Toledo, aunque no causó daños personales, ya que gracias a los dispositivos de seguridad, los trabajadores abandonaron el lugar y en ningún momento corrieron peligro alguno. Sin embargo, varias máquinas y camiones quedaron enterrados en el túnel en el momento del derrumbe, donde todavía permanecen cuatro vehículos, según informó Adif, que lo calificó de "incidente menor". Debido a que las obras iban con adelanto, no se espera que el incidente provoque retrasos en la futura inauguración.

El desprendimiento afecta a entre 40 y 50 metros de un túnel que cuenta con una longitud total de 2,8 kilómetros y cuyas obras de excavación finalizaron hace casi un mes, el pasado 17 de noviembre. Actualmente, el túnel se estaba revistiendo de hormigón cuando el armazón empezó a ceder, también debido a la complicación del terreno desde el punto de vista geológico y geotécnico.

El conseller de Infraestructuras y Transporte del Gobierno valenciano, Mario Flores, lamentó el "silencio" del Gobierno central sobre el derrumbe del túnel y pidió directamente explicaciones al ministerio de Álvarez. Flores aseguró que quiere conocer si este incidente afectará a los plazos de la llegada del AVE a la Comunidad Valenciana, "ya que este tramo afecta tanto a Alicante como a Valencia y Castellón", por lo que reclamó una explicación al respecto por parte del Ministerio de Fomento.  

También la Comunidad de Madrid arremetió contra el Ejecutivo socialista. Francisco Granados, consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la región apuntó tras la presentación de 22 nuevos vehículos de emergencias para los Bomberos de la Comunidad que su partido no había "tenido noticias de este accidente hasta la mañana de hoy", cuando conocieron el suceso "por los medios de comunicación".

Por otro lado, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, tampoco tardó en arremeter contra el Gobierno en nombre de su partido, y acusó al Ejecutivo de "oscurantismo" y "chapuzas". A jucio de Arenas, al Gobierno "le encanta ocultar los problemas", según dijo tras una reunción en Sevilla con cargos públicos del PP. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios