El Gobierno intenta eliminar los "espacios de exaltación" de ETA

  • Bermejo revela que la Abogacía del Estado ha requerido a nueve ayuntamientos vascos que retiren las calles dedicadas a miembros de la organización terrorista

Comentarios 1

La Audiencia Nacional considera que mantener el nombre de las calles dedicadas a etarras no supone un delito de enaltecimiento del terrorismo pero esto no significa que por la vía de lo contencioso-administrativo no se pueda conseguir su retirada. Es por eso que el Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, ha realizado diez requerimientos a nueve municipios del País Vasco -a uno de ellos, Lejona, le ha hecho dos- para que no se sigan viendo por sus calles placas en homenaje a miembros de ETA, según informaron ayer fuentes jurídicas.

Los municipios requeridos son los vizcaínos de Amorebieta, Arrigorriaga, Etxebarri y Lejona, y los guipuzcoanos de Astigarraga, San Sebastián, Elgueta, Hernani y Zizurkil. De todos estos, el único que ha respondido al requerimiento ha sido Hernani, con Miriam Beitialarrangoitia como alcaldesa, y ha sido para mostrar su postura negativa, es decir, que se niega a cambiar el nombre de calle alguna. Ante esta respuesta, según las mismas fuentes, la Abogacía del Estado ha realizado un contencioso contra la localidad.

Esta información fue dada a conocer ayer por el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, que ha asegurado que no toda respuesta del Estado de Derecho ha de producirse en el ámbito penal.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer en Atenas que el objetivo del trabajo de la Abogacía del Estado es que ningún asesino tenga "un espacio de exaltación". Asimismo, el presidente del PP-A, Javier Arenas, anunció en Sevilla que su partido va a iniciar un "estudio" que plantee la modificación del Código Penal para que sea "punible" dedicar una calle a un terrorista.

De terrorismo habló ayer también el lehendakari, Juan José Ibarretxe, al desmentir las informaciones que afirman que ETA decretó una minitregua para no interferir en el debate parlamentario de la Ley de Consulta del pasado 27 de junio. Ibarretxe señaló como responsables de las mismas al "Gobierno de España y sus satélites". Zapatero aseguró que no tiene "indicios" que confirmen que ETA paralizara sus acciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios