España

El Gobierno asegura que la disolución de ETA no tendrá contrapartidas

  • El Ejecutivo vasco espera que la banda "deje claro" que va a desaparecer "completamente"

El lehendakari, Iñigo Urkullu, a su llegada ayer al salón de plenos del Parlamento vasco. El lehendakari, Iñigo Urkullu, a su llegada ayer al salón de plenos del Parlamento vasco.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, a su llegada ayer al salón de plenos del Parlamento vasco. / David Aguilar / Efe

Comentarios 3

El Gobierno advirtió ayer a la organización terrorista ETA de que no logrará ninguna contrapartida con su disolución, que el Ejecutivo vasco espera que sea clara y definitiva, y consideró que es el fruto de la victoria de la ley.

Tras conocerse el miércoles que ETA anunciará su disolución definitiva el primer fin de semana de mayo, en un acto que se celebrará en la localidad vascofrancesa de Bayona, han sido muchos los responsables políticos que se han pronunciado sobre este hecho histórico.

ETA no consiguió nada por dejar de matar y nada va a conseguir con su desaparición"

La tónica general de los pronunciamientos ha sido de exigencia hacia la organización terrorista, tanto para que su fin sea claro y definitivo como para que lo aproveche para asumir todo el daño que ha provocado en más de cuatro décadas, así como de recuerdo hacia sus víctimas.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que si efectivamente se concreta el anuncio de disolución de ETA será "la mejor demostración de cómo se vence al terrorismo, desde la firmeza del Estado de derecho, con las armas de la ley y solo con las armas de la ley".

En esta línea también se manifestó el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien afirmó que ETA "no ha conseguido ninguno de sus grandes objetivos por los que mataron y sembraron el terror en España". "No consiguió nada por dejar de matar y nada va a conseguir por su declaración de desaparición", recalcó.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, no quiso pronunciarse y se limitó a emplazar a ETA a que "diga lo que tenga que decir" el próximo 5 de mayo. Su secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, pidió a la organización, que en octubre de 2011 ya anunció el cese definitivo de sus actuaciones terroristas, que "deje claro" que desaparece "completamente" para así poner fin a una historia "negra y terrible".

La portavoz parlamentaria del PSOE, Margarita Robles, dijo por su parte que espera que ETA no sólo anuncie su disolución definitiva sino que, además, "pida perdón" a las víctimas para "poder pasar página" después de "tanto dolor".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios