Gobierno y Generalitat siguen cruzándose reproches sobre la falta de acuerdo en financiación

  • De la Vega apela a la "responsabilidad" del PSC mientras la Generalitat le acusa de tratar de "amedrentar" en vez de dialogar.

Comentarios 4

El enfrentamiento entre el Gobierno central y la Generalitat catalana a cuenta del sistema de financiación autonómico continúa. Hoy, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, expresó su confianza a que el PSC sea "responsable" y más allá "de algún exceso verbal" se esfuerce para alcanzar el consenso en esta materia. Por su parte, el conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, consideró que las palabras de la vicepresidenta son "la especialidad de la casa" del Gobierno, que trata de "intimidar y amedrentar" en vez de dialogar y argumentar.

La vicepresidenta del Gobierno aseguró que el Ejecutivo "ha cumplido con sus compromisos con Cataluña" y aunque dijo entender que "puede haber discrepancias" o que "se puedan poner encima de la mesa posiciones maximalistas", confió en que "todo el mundo" acabe por "adoptar una posición de responsabilidad para buscar los puntos de consenso y no los de disenso". En este sentido, aseguró que no quiere "poner el acento" en "algún exceso verbal" que se haya podido producir, sino en que el hecho de que todos tienen "la mejor voluntad de diálogo".

Del mismo modo, apeló a la "seridad" y la "responsabilidad" de los diferentes grupos políticos para que entiendan que la financiación autonómica y los Presupuestos Generales del Estado son "negociaciones diferentes" que deben "discurrir por sus cauces correspondientes". Así, aunque De la Vega reconoció que ambos asuntos "pueden tener relación entre sí", subrayó que la negociación para el nuevo modelo de financiación autonómica, que busca "determinar de forma estable cómo allegar más y mejores recursos a las comunidades", es "compleja y requiere un tiempo".

A juicio de Castells, estas palabras y las pronunciadas también por De la Vega durante el pasado fin de semana son "especialidad de la casa, de Madrid, del Gobierno del estado y de las fuerzas políticas españolas". Según aseguró, desde el Gobierno tratan de "intimidar y amedrentar" en vez de hablar y poner argumentos sobre la mesa. "Chillan y hacen ruido para que no se escuchen los argumentos de los que los tenemos", aseguró, aunque posteriormente se mostró menos beligerante. 

El conseller descartó cualquier 'exceso verbal' señalando que el president de la Generalitat, José Montilla, "si por algo se caracteriza es por su contención verbal", aunque subrayó que ahora "no se trata de echarnos recriminaciones mutuamente". "Lo importante es trabajar para conseguir un buen acuerdo en materia de financiación", destacó, aunque no dudó en decir que echa en falta "que la vicepresidenta diga que 'en materia de financiación vamos a aplicar lo que diga el Estatut', que 'lamentamos que no se haya cumplido el plazo del 9 de agosto y que haya alguna voz que diga Cataluña tiene sus razones y hay que escucharla'".

En cualquier caso, Castells no se quiso pronunciar sobre la posibilidad de que el PSC llegue a la votación de los Presupuestos Generales del Estado sin un acuerdo de financiación. "El PSC es tan responsable que llega el 9 de agosto y lo que hace es decir 'hay que cumplir el Estatut, que es una ley orgánica y el pacto de un acuerdo entre Cataluña y el conjunto de España'", destacó el conseller, que pidió no "desplazar la atención hacia otras cuestiones" y rechazó pronunciarse sobre qué pasara si no hay acuerdo con el Gobierno central porque "no quiero que mis palabras sean malinterpretadas".

Precisamente, ese voto diferenciado al del PSOE en los PGE es lo que le reclaman el resto de partidos del tripartito y CiU a los socialistas catalanes. El presidente de la federación nacionalista, Artur Mas, instó a Montilla a que pase "de las palabras a los hechos" anunciando que el PSC rechazará los PGE para 2009 en caso de que no haya acuerdo entre las partes sobre financiación. "Si hay incumplimiento del Estatut, que es una ley, Cataluña no tiene porque cumplir con los Presupuestos del Estado", defendió Mas, que destacó que "no es ningún chantaje: reclamamos lo que es nuestro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios