Tribunales

Garzón prorroga la detención del jefe de la organización mafiosa rusa

  • Tras tomarles declaración el juez Garzón y los fiscales consideran que Gennadios Petrov es el jefe de la organización.

Comentarios 5

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha prorrogado la detención de cuatro de los mafiosos detenidos en la ‘operación Troika’, entre ellos Gennadios Petrov, al que la Fiscalía Anticorrupción considera "dirigente cualificado" de una de las mafias rusas más importantes del mundo.

Garzón se ha trasladado a Mallorca para tomar declaración a estos detenidos, tras lo que ha ordenado su traslado a Madrid, donde el lunes decidirá sobre su ingreso en prisión o su puesta en libertad, según han informado fuentes judiciales.

El presunto cabecilla del grupo, Gennadios Petrov, arrestado en la madrugada de ayer en su mansión de Calviá, ha declarado durante unas dos horas ante Garzón y los fiscales anticorrupción de Baleares, Madrid y Málaga en medio de fuertes medidas de seguridad.

También han comparecido ante el juez la secretaria de Petrov, Ioulia Ermolenko, que se ha negado a declarar, Jurij Mijailovic Salikov, que residía en la misma urbanización que Petrov, y Kristo Folov.

La Fiscalía Anticorrupción atribuye a todos ellos los delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsificación de documento público y mercantil y contra la Hacienda Pública, delitos para los que el Código Penal prevé penas de prisión de entre 6 y 9 años.

Tras escuchar a los detenidos, la Fiscalía considera que las referidas acusaciones siguen vigentes y reforzadas por las declaraciones realizadas por Petrov.

Posteriormente, el juez Garzón, acompañado de los tres fiscales anticorrupción, se han traslado a Málaga, donde a las 18:00 comenzaba a interrogar a los diez detenidos en esta provincia, sobre cuya situación procesal también decidirá previsiblemente el próximo lunes.

Está previsto que ese día Garzón tome declaración en la Audiencia Nacional a los otros cuatro detenidos en Alicante y los dos arrestados en Madrid.

Tras estudiar la documentación requisada y las declaraciones de los veinte arrestados en Mallorca, Málaga, Madrid y Alicante, el juez celebrará una vista el mismo lunes para decidir el ingreso en prisión o la puesta en libertad de los detenidos por su relación en la organización conocida como Tambovskaya-Malyshevskaya.

La ‘operación Troika’, desarrollada ayer en varias provincias españolas, ha acabado con una de las cuatro estructuras criminales de origen ruso más importantes del mundo.

Además de las veinte detenciones se efectuaron una treintena de registros: cuatro en Madrid, dos en Alicante (en El Campello y Jávea), dos en Valencia, 17 en Málaga (en la capital malagueña, Marbella, Estepona, Nerja y Torrox), uno en Almuñécar (Granada) y cinco en Mallorca.

La Fiscalía da por desarticulada esta organización criminal con la detención de sus principales jefes, residentes en Mallorca, desde donde han ordenado asesinatos y dirigido el tráfico de armas y de drogas, la extorsión, el cohecho, el contrabando de cobalto y tabaco, las palizas por encargo y las amenazas, entre otras actividades delictivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios