Gary, el bar soriano que fulminó las estadísticas

  • Soria, de las que más gasta en lotería por habitante, gana todo el tercer premio del sorteo, vendido en un restaurante y muy repartido entre los trabajadores

¿Qué probabilidades hay de ganar la lotería una vez en la vida? ¿Y dos veces? ¿Y dos veces el mismo día?; pues ésta es la estadística que ha fulminado Ricardo Jiménez, el Gary, dueño del restaurante del mismo nombre de Soria, que ha vendido casi todo el tercer premio y, además, ha sido agraciado con el Gordo.

El hostelero, que ha repartido la mayor parte del tercer premio -el 80076- entre los clientes de su establecimiento, se había quedado con quince décimos de este número para repartir entre su extensa familia.

Pero en apenas dos horas y media -entre las 09:20, cuando ha salido el tercer premio, y las 11:59, hora en la que ha aparecido el Gordo, el 32365-, Jiménez ha pasado de ser un agraciado más a desafiar todas las leyes de la probabilidad, al tener uno de los diez únicos décimos del primer premio que se vendieron en Soria, por lo que él y sus familiares han sido agraciados, en total, con más de 750.000 euros.

Soria es la segunda provincia española que más dinero ha jugado por habitante a la Lotería de Navidad, 166 euros, pero es también una de las más afortunadas, con un tercer premio que ha recaído íntegramente en una de sus administraciones. Las 195 series de este premio, dotadas con más de 97 millones de euros, se han vendido en su mayoría en el restaurante Gary de la popular barriada de Yagüe, que también ha llevado la suerte a la empresa Metálicas Los Linajes, que ha repartido entre sus 25 trabajadores y familiares.

El premio, el más madrugador de todos ya que salió a los cinco minutos de comenzar el sorteo, se ha vendido por décimos y ha estado muy repartido entre los trabajadores de esta barriada, en la que vive el alcalde de la capital, Carlos Martínez, cuyos padres y hermanos llevan sendos décimos del número ganador. El regidor soriano, que se acercó hasta el restaurante, se manifestó encantado con que la suerte haya recalado en Soria, ya que "ayudará" a salir de la crisis.

Esta satisfacción también ha sido compartida por el dueño del restaurante, quien se ha quedado con quince décimos para repartir entre su familia y dedicará lo ganado a pagar lo hipoteca, a seguir trabajando y reformar el local al que recientemente se trasladó.

Algunos de los afortunados, como Paulino Aza, se acostaron ya de madrugada festejando la remontada del Numancia frente al Valladolid (4-3) y se despertaron igual que la ciudad, con la celebración regada por el cava de este tercer premio de la Lotería de Navidad.

Los millones también se van a repartir entre media docena de periodistas del diario Heraldo de Soria (entre ellos una secretaria), de la cadena de televisión Canal 4 Castilla y León y de Radio Nacional de España (RNE), quienes, al igual que otros agraciados, usarán el dinero para "la hipoteca, el coche y viajes".

Tras ser agraciada a primera hora de la mañana con el tercer premio del sorteo de Navidad, la capital soriana obtuvo en el filo del mediodía un pellizco del primer premio, del que la administración número uno vendió en ventanilla una serie premiada con tres millones de euros.

Es la primera vez que esta capital es agraciada con el Gordo, después de que hace dos años tocara en la localidad de Almazán.

A otro de los sorianos afortunados, otro empresario de la hostelería, la celebración de que llevaba ocho décimos del tercero apenas le ha permitido asimilar que contaba con otros cinco de los diez décimos del Gordo vendidos en la capital. En total más de 1,9 millones de euros.

Soria es la segunda provincia de España que más dinero juega por habitante, sólo superada por Lérida. Los sorianos se han gastado 15,5 millones de euros en este sorteo, un 1,5% más que el año anterior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios