Fraga: "Habría que ponderar a los nacionalistas colgándolos de algún sitio"

  • "Son lo contrario de la defensa de España", dice el senador, que considera un error el término 'nacionalidades' en la Constitución.

Comentarios 59

El presidente fundador del PP y senador, Manuel Fraga, despertó el malestar en los nacionalistas periféricos cuando se le preguntó por las opciones posibles para limitar el peso de estos partidos en la política nacional. "Habría que ponderar colgándolos de algún sitio", sentenció Fraga, que, cuando se le pidió una explicación más amplia, añadió: "Por definición, son lo contrario a la defensa de España". En esta misma línea, el veterano senador consideró un "error" el haber introducido en la Constitución el término 'nacionalidades' y, de hecho, señaló que dependiese de él los suprimiría.

Durante un desayuno informativo en el Fórum Europa, Fraga empezó refiriéndose a las palabras del diputado de ERC Joan Tardà del pasado fin de semana, cuando exclamó "¡Muera el Borbón!" y tachó de "corrupto" el Tribunal Constitucional en un acto público. El presidente fundador del PP consideró estas expresiones un "insulto" al Rey y un intento de "presionar" al TC para evitar una sentencia desfavorable al Estatut. "Espero que, superando el insulto grave al que fue sometido por determinado político catalán, sea capaz de superar las presiones", señaló.

Además, Fraga expresó su "profundo desprecio" hacia el diputado republicano, que dijo una "de las cosas más gruesas" que ha escuchado en su vida el veterano senador. "Yo a él le cantaría otras cosas, más de 40", añadió. En esta línea, el presidente fundador del PP descartó una modificación amplia de la Constitución, al no considerarla "necesaria ni conveniente", aunque sí apostó por la reforma del Senado y del Congreso de los Diputados -respecto a su composición y tamaño- lo cual sería, dijo, "reformar la Constitución por vía de cumplimiento".

Sobre el Senado, Fraga dijo que tiene que poder "cumplir sin presiones inadecuadas" el "artículo clave" de la Constitución, el 155. Este apartado concede al Gobierno central la capacidad para tomar las medidas "oportunas" para "obligar" a una comunidad a cumplir sus obligaciones constitucionales si se considera que no lo está haciendo. Para ello, el Ejecutivo puede intervenir con el apoyo de la mayoría absoluta del Senado. "El Estado autonómico sólo quedará cerrado en el momento en el que el Senado tenga los poderes que prevé la Constitución y que ahora ni tiene ni puede ejercer", señaló Fraga.

En cuanto al Congreso, se trataría de revisar el número de diputados y su reparto, para "seguir las evoluciones de la población y evitar que se formen desigualdades dentro del Congreso", señaló Fraga. En este punto, cuando se le preguntó por la posibilidad de limitar el peso de los partidos nacionalistas en la política nacional, el presidente fundador del PP respondió que "habría que ponderar colgándolos de algún sitio". Cuando se le pidió una explicación más amplia, Fraga se limitó a decir que los nacionalismos "por definición, son lo contrario a la defensa de España".

Posteriormente, Fraga hizo un repaso a diversos artículos de la Constitución, desde el Título Preliminar, para argumentar que está suficientemente claro que la soberanía es única, la nación es indisoluble y que el Estado mantiene unas competencias exclusivas, aunque las comunidades autónomas tengan sus "posibilidades de asentamiento". En este punto, dijo que fue "un error" introducir el término 'nacionalidades' en la Carta Magna y que, de ser por él, lo suprimiría. "A algunos no les gustaría, pero esos serían los menos", señaló el senador del PP.

"La interpretación nacionalista de las autonomías carece de todo fundamento. Esperamos que el Gobierno de la Nación sepa estar en su sitio y acabar con todos los intentos de convertir la autonomía en lo que no es", manifestó Fraga, que dijo sentir "una profunda preocupación" por acontecimientos como el intento de consulta soberanista del Gobierno vasco. Por último, entre reflexiones sobre la unidad nacional y la Constitución, Fraga aseguró que el "espíritu patriótico subsiste", ironizando con que, cuando la selección de fútbol ganó la última Eurocopa, el país parecía "la potencia más romántica de Europa en patriotismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios