La Expo del agua abre sus puertas

  • Los Reyes, el presidente, líderes autonómicos y dignatarios extranjeros asisten a la ceremonia de apertura de la primera muestra internacional temática · El público accederá a partir de hoy al recinto

Comentarios 9

La Familia Real al completo, presidentes de países como México o Portugal, primeros ministros, el Gobierno prácticamente en pleno, los representantes de las altas instituciones del Estado y diversos líderes regionales y locales asistieron ayer a la jornada inaugural de la Exposición Internacional de Zaragoza. A la ceremonia de apertura de la muestra, que se desarrollará hasta el próximo 14 de septiembre bajo el lema Agua y desarrollo sostenible, asistieron más de 5.000 personas.

Unos 1.400 invitados presenciaron la ceremonia de inauguración desde el Palacio de Congresos. El resto pudieron seguir la primera parte a través de las pantallas habilitadas en uno de los anfiteadros. Pasadas las 21:30, don Juan Carlos dio por inaugurada la muestra.

En el discurso inaugural, el Rey expresó su deseo de "sensibilizar al mundo sobre el agua como recurso precioso e insustituible para el hombre y la tierra", y resaltó que los contenidos de esta muestra "promueven la exigencia de gestionar y de conservar los recursos naturales, pensando en el presente y en las generaciones venideras, luchando contra el deterioro medioambiental y el cambio climático".

Los Reyes, recibidos con honores militares a su llegada al recinto de la primera muestra internacional temática, firmaron en el libro de honor de la Expo en el interior del Palacio de Congresos, donde se celebró la ceremonia inaugural. El lugar del evento fue modificado debido a la crecida del río Ebro -junto al cual se levantó el recinto- por las fuertes lluvias de las últimas semanas, que impidió celebrar el espectáculo en una plataforma sobre el agua con forma de iceberg.

Al término del acto, don Juan Carlos declaró oficialmente inaugurada la Expo dando así paso a un espectáculo audiovisual al que siguió una coreografía con niños de distintos países del mundo. La ceremonia inaugural fue coronada por un espectáculo de fuegos artificiales.

Al acto también asistieron el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, así como el jefe del Gobierno de Andorra, Albert Pintat; el primer ministro de Marruecos, Abbas el Fasi; y el secretario general para Iberoamérica, Enrique Iglesias. Los presidentes del Congreso y del Senado, José Bono y Francisco Javier Rojo; la del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; y el del Consejo General del Poder Judicial, Francisco Hernando, presenciaron también la ceremonia.

El Gobierno estuvo representado por su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, acompañado de casi todo su Gabinete, a excepción de los ministros de Exteriores, Defensa, Economía y Fomento. Los máximos responsables de siete comunidades autónomas -Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, La Rioja y Navarra- y de la ciudad autónoma de Ceuta arroparon también a su homólogo aragonés, Marcelino Iglesias.

Esta muestra, que sigue a la de Aichi (Japón) en 2005 y precede a la de Shanghai en 2012, se ha levantado en un terreno de 25 hectáreas. Sus edificios más emblemáticos son la Torre del Agua y el Pabellón Puente, obra de la arquitecta iraquí Zaha Hadid, un puente sobre el río que a la vez es una galería cubierta, además del puente del Tercer Milenio. A los 900 millones de euros invertidos en el recinto hay que sumar los más de 1.500 millones para mejorar las infraestructuras de la capital aragonesa. Además de los pabellones, que presentan muestras sobre el agua y que incluyen uno de los acuarios mayores de Europa, unos 5.000 espectáculos musicales y de teatro se celebrarán en la Expo en estos tres meses.

Con la vista puesta en la Expo de 2010, más de medio centenar de especialistas chinos, directivos y responsables de distintas áreas de la organización de la Exposición Universal asiática de Shanghai han asistido a Zaragoza para aprender de la experiencia de la muestra española. "Somos el primer país en desarrollo que organizará una Expo, y tenemos una gran falta de experiencia. Estaremos ahí para aprender, y Zaragoza será nuestra última clase antes de 2010", dijo en una entrevista con Efe Xu Bo, director de Participantes Internacionales del Comité de la Expo de Shanghai.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios