Costa promete ahora "lealtad" a Rajoy "para hacer la mejor oposición"

  • El celeste desplaza al naranja en el nuevo logotipo del PP mientras crece la rumorología sobre el nuevo número dos

Después de cuestionar el liderazgo de su jefe de filas, de amagar con presentar una alternativa en el Congreso de junio e, incluso, de encabezar el sector crítico, el diputado castellonense del PP, Juan Costa, se olvidó ayer de su pasado combativo con Mariano Rajoy y apostó por pasar página y apoyarle en su singladura durante los próximos cuatro años si una mayoría de compromisarios apuesta y confía en que Rajoy es la "mejor alternativa para ganar a Zapatero". Si esa mayoría se cristaliza en el cónclave, Costa se comprometió a actuar con responsabilidad y lealtad y ayudar a su jefe a hacer la "mejor oposición".

En declaraciones a los periodistas en el patio del Congreso a su llegada al Pleno, Costa explicó que su decisión de no presentar una candidatura alternativa a la de Rajoy en el XVI congreso nacional de los populares es "firme", sólo 24 horas después de hacer pública su decisión a la vez que proclamaba la necesidad de "un nuevo liderazgo". Al igual que hizo la víspera, Costa insistió ayer en que su decisión es "firme" y añadió, además, que España "merece un Gobierno de verdad y no uno como éste, que no es capaz de resolver los problemas importantes, como el de los transportes".

"Si una mayoría de los compañeros apuesta y confía en que Rajoy es la mejor alternativa para ganar a Zapatero, yo actuaré con toda mi responsabilidad, con toda lealtad, y mi objetivo y compromiso será ayudar a Rajoy y al PP a hacer la mejor oposición para el conjunto de los españoles", subrayó Costa, quien no quiso entrar a valorar las declaraciones de algunos de sus compañeros y evitó, asimismo, responder a si Rajoy le ha ofrecido algún puesto en la futura dirección del PP.

Mientras tanto, el calendario descuenta días y ya sólo quedan nueve para el arranque del XVI congreso que deberá ratificar el liderazgo de Rajoy. Ahora todo se mueve en el ámbito de la rumorología, y con más intensidad si hace referencia a su futuro equipo.

Javier Arenas, Ana Mato, Pío García Escudero y Manuel Lamela son los nombres que están en boca de todos los que hacen quinielas sobre la identidad del futuro secretario general del PP. Algunos añaden dos nombres más: Federico Trillo, que trabaja de forma intensiva en la preparación política del Congreso y que es hombre de la plena confianza de Rajoy y, segundo, Esteban González Pons. Pons ocupará con seguridad una de las tres o cuatro vicesecretarías, pero quizá no exista la de portavoz, como se ha dicho hasta ahora, para que no se produzca una duplicidad con Soraya Sáenz de Santamaría, la portavoz parlamentaria.

En medio de esta rumorología de nombres, emergió una novedad: el PP estrena desde ayer logotipo. El nuevo logo, en el que los populares cambian el color naranja de las siglas por el blanco, mantiene eso sí la tipografía de las siglas y la gaviota en blanco sobre fondo azul, que pasa de estar enmarcado por una doble esfera a un cuadrado redondeado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios