El Congreso levanta el veto del Senado y aprueba los Presupuestos

  • El Gobierno saca adelante las cuentas públicas del año próximo con los votos de PNV y BNG · Solbes admite que las previsiones "han perdido actualidad", pero subraya que los Presupuestos siguen "vigentes"

El Pleno del Congreso rechazó en su última sesión del año el veto del Senado y aprobó de forma definitiva por 178 votos a favor, 163 en contra y una abstención los Presupuestos del Estado para 2009 gracias al apoyo de PSOE, PNV y BNG, las mismas formaciones que hace dos meses hicieron posible que las cuentas públicas superan su primer trámite. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, celebró que salgan adelante los primeros Presupuestos de la segunda legislatura socialista, marcada por la fuerte crisis económica.

Pese a la avalancha de datos negativos que empeoran sucesivamente los registros anteriores y que han dejado ya obsoletas la previsión de crecimiento del 1%, el objetivo de paro del 12,5% y el déficit del 1,5%, Solbes defendió que los Presupuestos "siguen siendo válidos para afrontar 2009". Con estas variaciones, el vicepresidente admitió una vez más que las previsiones del Gobierno español "han perdido actualidad", pero insistió en que eso mismo ocurre con los países del entorno europeo. Así, la intensidad de la crisis ha hecho que diversos organismos estimen que la economía registrará un crecimiento negativo de al menos un 1% el próximo año, apuntan a que el paro aumentará hasta alcanzar el 17% y el déficit superar el 5%.

A la salida del Pleno, Solbes insistió en que las consecuencias del "desfase" del cuadro macroeconómico sobre el que se ha realizado el Presupuesto sólo significa una "cierta caída de ingresos" y "cierto impacto" en el déficit, algo que consideró "lógico" en las actuales circunstancias económicas. "Los PGE son muy importantes para poder trabajar normalmente", señaló Solbes, quien, sin embargo, aseguró que esperaba que se aprobasen los Presupuestos en su último paso por la Cámara Baja. "No tiene mayor importancia", afirmó, dejando claro que no se ha quitado "ningún peso de encima".

Ya en el Pleno, Solbes defendió que, ante la actual coyuntura, la estructura de gasto que marcan los Presupuestos está aún "más vigente sin cabe" ya que busca contribuir a la recuperación económica, impulsar las políticas productivas, compensar el descenso de la inversión privada y proteger a los más perjudicados por la crisis, todo en un "marco austeridad", afirmó.

Por ello, incidió en que el gasto crecerá un 2%, sin contar con la dotación extraordinaria para hacer frente al aumento del desempleo, con un esfuerzo de contención en gasto corriente y un aumento del de la inversión productiva.

También mostró su disconformidad con el hecho de que se vincule el apoyo a los Presupuestos con el acuerdo sobre financiación autonómica.

Además de contar el voto de PNV y BNG, el PSOE sumó el voto inesperado de un diputado del PP, Mariano Gallego Barrero, que apoyó las cuentas por error. Destacables fueron también las ausencias que se produjeron, no en el campo del Gobierno, que no podía permitirse perder ni un sólo voto, sino en el de la oposición. Ocho diputados faltaron, siete de ellos del PP, y entre ellos su presidente, Mariano Rajoy, que por la mañana sí estuvo en el Congreso para participar en el debate sobre el último Consejo Europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios