Condenado un peneuvista por agredir a un miembro del Foro de Ermua

  • Alejandro Aranburu tendrá que abonar 900 euros por propinar una patada en los genitales durante una comparecencia judicial de Ibarretxe · El agredido acusa al lehendakari de "alentar la agresión"

Alejandro Aranburu, el militante del PNV que agredió a Antonio Aguirre, miembro del Foro de Ermua, fue condenado ayer a una multa de 480 euros y una indemnización de 420 por el Juzgado de Instrucción número 3 de Bilbao. En total, la patada en los testículos que le propinó a Aguirre a las puertas del Palacio de Justicia de Bilbao cuando el lehendakari, Juan José Ibarretxe, acudió a declarar por sus reuniones con Batasuna le saldrá por 900 euros.

Precisamente Ibarretxe fue, según aseguró ayer el propio Aguirre, "quien alentó la agresión". Además, el agredido denunció la "utilización política" de la Ertzaintza, que les imputó a él, al ex presidente del Foro Ermua, Iñaki Ezkerra, y al presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, una presunta falta de desórdenes públicos de la que los tres han quedado absueltos.

Los hechos se remontan al pasado 26 marzo del 2007, cuando Ibarretxe acudió a declarar por segunda vez ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) en el marco de la causa abierta contra él por un presunto delito de desobediencia al haberse reunido con Batasuna. También comparecieron ese día ante los miembros de la formación ilegalizada Arnaldo Otegi y Rufi Etxeberria y la tensión a las puertas del Palacio de Justicia de Bilbao, donde se concentraron simpatizantes del PNV, de Batasuna y miembros de plataformas como Dignidad y Justicia o el Foro de Ermua, que ejercen la acusación popular en este proceso, era evidente.

Fue a la salida de la sede judicial de los abogados y representantes del Foro de Ermua y Dignidad y Justicia, cuando los ánimos más se calentaron y Antonio Aguirre denunció que había recibido una patada en los genitales por parte de una persona que fue identificada, posteriormente, como Alejandro Aranburu, consejero municipal del PNV.

Ayer la jueza titular el Juzgado de Instrucción número 3 de Bilbao, condenó, tras llegar a un acuerdo la Fiscalía y todas las partes, a Aranburu a pagar una multa de 40 días a 12 euros por día como responsable de una falta de lesiones en la persona de Antonio Aguirre, lo que supone 480 euros, y, como responsable penal subsidiario, a una pena de un día de privación de libertad por cada dos cuotas insatisfechas. Además, el militante del PNV deberá indemnizar al miembro del Foro Ermua con 420 euros por los días que estuvo impedido para realizar su trabajo como consecuencia de la agresión.

En cuanto a la supuesta falta de desórdenes públicos que la Ertzaintza imputó a Aguirre, al ex presidente del Foro Ermua, Iñaki Ezkerra, y al presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, la jueza les absolvió a los tres, aunque tendrán que hacer frente al pago de las tres cuartas partes del coste del proceso, la otra cuarta parte la tendrá que abonar el militante del PNV condenado.

Tras conocer la sentencia, Aguirre denunció una vez más que lo que sucedió en marzo a las puertas del Palacio de Justicia de Bilbao tiene como último responsable a Ibarretxe. A su juicio fue el lehendakari el que en su primera comparecencia ante el TSJPV el 31 de enero de 2007 "alentó la agresión" contra su persona "porque no contestó al abogado del Foro de Ermua y, en sede de Gobierno vasco, dijo públicamente que no había contestado, ni contestaría al Foro de Ermua, porque nos consideraba generadores de odio y crispación en Euskadi".

Con esas declaraciones, denunció Aguirre, Ibarretxe "nos puso en el punto de mira de las bases nacionalistas, que el 26 de marzo, en su segunda comparecencia, nos acorralaron, nos insultaron y, desgraciadamente, nos agredieron". Además, el miembro del Foro de Ermua subrayó que su absolución, al igual que la de Portero y Ezkerra supone "un descrédito lamentable para los mandos de la Ertzaintza", por lo que confió en que "sirva de precedente y escarmiento a la utilización política de una Policía autonómica". Iñaki Ezkerra señaló que el informe de la Policía Vasca "ha quedado por los suelos" tras su absolución que demuestra "que es una Policía política que esta dirigida por un gobierno absolutamente partidista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios