Compañeros de Couso acusan al tribunal de "retorcer" sus testimonios

  • Periodistas que vieron morir al cámara aseguran que no había motivos para el ataque de EEUU al Hotel Palestina

Los periodistas Jon Sistiaga, Olga Rodríguez y Jesús Quiñonero, que acompañaban al cámara de Telecinco José Couso cuando perdió la vida por disparos de un blindado de EEUU al Hotel Palestina, durante la toma de Bagdad, declararon ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que los militares estadounidenses abrieron fuego sobre el hotel de los informadores "porque quisieron" y no de forma fortuita, como reiteradamente ha asegurado el Pentágono.

En concreto, el cámara de Antena 3, Jesús Quiñonero, se mostró convencido ante el magistrado de que la dotación hizo fuego "porque quiso". Olga Rodríguez, ahora en Cuatro y entonces en la Ser, aseguró que "no había ni un sólo motivo" para que los militares de EEUU atacaran el hotel Palestina ya que conocían que ese establecimiento alojaba a la prensa internacional que cubría la guerra de Iraq.

Jon Sistiaga y Olga Rodríguez aseguraron ayer al juez que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional "retorció" sus testimonios para zanjar la investigación. Los periodistas fueron citados por Pedraz para ampliar los testimonios que realizaron en la fase inicial de la causa que investiga las razones de la muerte del cámara. Las declaraciones que realizaron en aquel momento fueron utilizadas por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal para revocar el procesamiento de los tres militares responsables del ataque, el sargento Thomas Gibson, y sus superiores, el teniente coronel Philip de Camp y el capitán Philip Wolford. En la acción también perdió la vida un cámara ucraniano.

En un auto fechado el pasado 13 de mayo, los magistrados de la Sala anularon la decisión del juez, quien ordenó procesar a los tres militares de Estados Unidos, argumentando que los testimonios de los periodistas reforzaban la tesis de que los militares norteamericanos no se extralimitaron en esta acción porque existía la posibilidad de que en la azotea del hotel existiesen "francotiradores y focos de hostigamiento".

La resolución destacaba que la periodista Olga Rodríguez "relató que personal iraquí entraba en las habitaciones", mientras que Sistiaga llegó a reconocer ante el juez en octubre de 2003 "la existencia de espías e informadores que se hacían pasar por periodistas". Pero los compañeros de Couso negaron ayer estas declaraciones. "En absoluto, no había ningún motivo para que el tanque disparase", aclaró Rodríguez, al tiempo que explicó que "claro que había iraquíes en el hotel, pero era personal no armado que en ningún momento suponían ninguna amenaza".

.La ex sargento de EEUU Adrienne Kinne, que denunció que el Hotel Palestina fue designado "objetivo militar" por el Ejército de su país, ha tenido que retrasar por motivos laborales su comparecencia en la Audiencia Nacional, prevista para hoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios