Chacón defiende ante las tropas españolas la necesidad de un cambio de "estrategia"

  • La ministra de Defensa y el de Exteriores llevan a los soldados el "cariño" y el "reconocimiento" de la sociedad española

Comentarios 11

La ministra de Defensa, Carme Chacón, defendió hoy ante las tropas españolas desplegadas en la Base de Apoyo Avanzado de Herat, en Afganistán, la necesidad de "un cambio de estrategia" y de "prioridades" en la misión internacional en el país asiático y, tras reconocer que la situación de seguridad "se ha deteriorado", aseguró que el cambio en la Administración norteamericana supone "un motivo de esperanza". 

La ministra de Defensa llegó esta mañana a la base española de Camp Arena, para la ya tradicional visita a los soldados españoles destacados en el exterior con ocasión de las fiestas navideñas. En esta ocasión, en el que es ya su tercera visita al país, acompañó a Chacón el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, además del jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez, el jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), general de Ejército Fulgencio Coll, y una alta responsable de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), Carmen Romero. 

La delegación española partió ayer lunes desde la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) y, tras una escala técnica en Manás (Kirguistán), aterrizó en Herat a las 6.15 horas de hoy (hora española, 9.45 horas en Afganistán). El mal tiempo ha impedido que la visita incluyera el desplazamiento a Qala-I-Naw, donde se encuentra el Equipo de Reconstrucción Provincial, en la Base 'General Urrutia'. 

Nada más llegar, la titular de Defensa pasó revista a las tropas y, junto al jefe de la diplomacia, presidió un homenaje a los caídos en Afganistán, en el que se depositó una corona de laurel frente al monolito que recuerda a los fallecidos en misiones en el exterior. 

Después, ambos ministros se dirigieron a la sala de lectura de la base, que a partir de ahora contará con 300 libros más, gracias a la iniciativa del escritor Alvaro Colomer, respaldada por el Departamento que dirige Carme Chacón, que pretende enviar, inicialmente, hasta 3.000 libros a todas las misiones españolas en el exterior. 

También tuvo ocasión la delegación española de visitar una mini estación de radio puesta en marcha por los soldados, con el nombre de 'RECA Radio-España Camp Arena', que, con el descubrimiento de una placa, quedó además hoy oficialmente inaugurada. Finalmente, los ministros se dirigieron al comedor de la Base, donde tanto Chacón como Moratinos pudieron pronunciar unas palabras a los soldados españoles, a los que transmitieron todo el "apoyo" y el "cariño" de la sociedad española y, en concreto, el del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el Rey. 

Además, Chacón recordó que mañana, día de Navidad, "cuando mañana millones de familias se sienten a la mesa, en más de 3.000 de ellas habrá una silla vacía". "Soy perfectamente consciente del sacrificio que estáis haciendo y del sacrificio que hacen también vuestras familias, teniendo que vivir en estas fechas vuestra ausencia", afirmó. 

No obstante, subrayó que "cuando todas esas familias españolas mañana por la noche levanten su copa y brinden por la paz, brinden por la seguridad, brinden por la libertad, están brindando por algo que, saben, depende en mucho de vosotros, de vuestro esfuerzo y de vuestro trabajo". "En nombre de todos ellos, muchísimas gracias por el magnífico trabajo que estáis haciendo", concluyó. 

Al recordar que la de Afganistán es la misión española en el exterior que más baja se ha cobrado, con 87 víctimas mortales, Chacón reconoció el "alto tributo" que ha pagado España por su "compromiso" con Afganistán, pero subrayó que éste responde a un "amplio consenso internacional". 

Ante los soldados españoles, Chacón volvió a defender que la estrategia internacional en Afganistán "necesita una reorientación", que España "está impulsando con apoyo de sus principales aliados" y que "se basa en la 'afganización'", en "solicitar una mayor exigencia a las autoridades afganas para que hagan ellas también su trabajo", en "el reforzamiento del papel de la ONU" y en una "mayor y mejor coordinación" de la misión de la OTAN y la misión Libertad Duradera de Estados Unidos. 

Además, señaló que  hace falta "un cambio de prioridades", para lo que la "nueva Administración norteamericana" supone "un motivo de esperanza", ya que "va a concentrar el esfuerzo en donde está la verdadera amenaza, en Afganistán". 

Pese a todo, continuó, a pesar de "las dificultades", el "deterioro de la seguridad" y el "esfuerzo" que se está haciendo por la "reorientación", Chacón destacó que el trabajo de la misión "está dando frutos visibles", como son los 150 kilómetros de carretera construidos, el suministro eléctrico para 15.000 personas o las 29.000 nuevas plazas escolares, que han llevado a reducir la tasa de analfabetismo "hasta la mitad".

Por su parte, en su alocución ante el abarrotado comedor, Moratinos recordó que esta vez, en su tercera visita al país asiático, tampoco ha podido cumplir con la "deuda" que tiene contraída con "los compañeros de la cooperación" que trabajan en la Base 'General Urrutia' de Qala-i-Naw, ya que el mal tiempo ha vuelto a impedir su visita y ha sido el coordinador general de la AECID en el lugar, Ignacio Alvaro, el que se ha desplazado a Herat. 

No obstante, el ministro aseguró que "a la cuarta irá la vencida" y se comprometió a viajar hasta la capital de la provincia de Badghis en su próxima visita al país. La AECID ya ha invertido en esta provincia afgana 93 millones de los 150 que tenía comprometidos para el periodo 2006-2010. 

Moratinos destacó que la misión española supone "una experiencia única" de colaboración entre Fuerzas Armadas y Cooperación, que pone de manifiesto que "sin seguridad no hay desarrollo", del mismo modo que "sin desarrollo no hay seguridad". "Es una perspectiva constructiva", apostilló el ministro, que aseguró que, de esta manera, "se está construyendo sociedad". 

Tras 14 horas de viaje y una vez concluida su visita de cuatro horas, la delegación española emprenderá el viaje de regreso desde Herat hacia Madrid, previa parada técnica de nuevo en Manas. 

España mantiene en Afganistán un contingente militar de 778 efectivos, en el marco de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, destacados en su mayoría en la Base de Apoyo Avanzado de Herat, que se encarga de apoyar a las fuerzas afganas en misiones de seguridad en las cuatro provincias de la zona occidental del país, y en el Equipo de Reconstrucción Provincial de Qala-i-Naw, en la provincia de Badghis. 

El destacamento se completa con dos Equipos Operativos de Instrucción y Enlace (OMLT, en sus siglas en inglés), desplegados en la base Camp Stone, en la provincia de Herat, y con el contingente del Ejército del Aire emplazado en la Base Aérea de Manás (Kirguistán). 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios