El CGPJ vaticina que 2008 terminará con dos millones y medio de procesos judiciales sin resolver

  • A finales de este año se habrá producido un aumento del 2,6 por ciento en el número de casos ingresados y se reducirá en un 0,6 por ciento el número de los resueltos

Comentarios 1

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) vaticina que el presente año 2008 terminará con un total de 2.455.829 asuntos judiciales en trámite de solución, según la memoria anual de la Justicia hecho público hoy por el presidente del máximo órgano de gobierno de los jueces, Francisco José Hernando.

Según el estudio anual 'La Justicia Dato a Dato', correspondiente a 2007 y los primeros tres meses de 2008, se estima que a finales del presente año se habrá producido un aumento del 2,6 por ciento en el número de casos ingresados en los juzgados, si bien se reducirá en un 0,6 por ciento el número de los resueltos.

En total, el CGPJ cifra en 8.557.571 los asuntos judiciales que se prevé sean incoados en los diferentes órganos judiciales españoles a lo largo de 2008, de los cuales 1.556.136 corresponderán al ámbito civil, 6.376.024 al ámbito penal, 277.217 al contencioso-administrativo, y 347.858 al social. Por su parte, el consejo fija también en 1.399.794 el número de sentencias que se dictarán antes de que finalice este año.

"Para que luego no acusen al Consejo de difundir datos a la opinión pública con fines que no sean los meramente divulgativos, hay que explicar bien las cosas", comenzó diciendo el portavoz del CGPJ, Enrique López, quien explicó que "esto no quiere decir que la Justicia española vaya a dejar sin resolver dos millones y medio de casos". "Más de la mitad de lo que llamamos procesos pendientes no están retrasados sino en el trámite ordinario", concluyó.

Asimismo, López destacó la "gran laboriosidad de los jueces" durante el pasado 2007 a pesar de que no se haya desarrollado la Oficina Judicial ni exista aún acuerdo sobre incremento de retribuciones, competencias ambas del Departamento que dirige el Ministro Mariano Fernández Bermejo.

Ya el pasado 6 de mayo el CGPJ emitió un informe en el que alertaba de la existencia de 270.000 sentencias en trámite de ejecución solo en el ámbito Penal. Sin embargo, la memoria anual presentada hoy revela que en 2007 el número de asuntos ingresados fue de 8.343.687 (el 75 por ciento del orden penal), de los cuales fueron resueltos 8.259.781 casos, es decir, un 5 por ciento más que el año 2006. También en el capítulo de sentencias, en 2007 se dictaron 1.452.581 resoluciones, un 2,2 por ciento más que en 2006.

Esto significa que "hay una reducción de la tasa de asuntos de trámite en un 2,3 por ciento y en 0,6 por ciento la tasa de congestión de los tribunales", explicó Hernando, quien además indicó que "los jueces y magistrados mantienen el compromiso con el cumplimiento de sus funciones constitucionales al margen de la mayor o menor disponibilidad de medios materiales y personales".

Precisamente y a raíz de las palabras de López, Hernando fue preguntado acerca de qué es lo que ha echado de menos por parte del Ministerio de Justicia en los últimos años. En ese sentido, el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo hizo hincapié en la necesidad de llevar a cabo una reordenación de la Planta judicial creada en 1988. "Afortunadamente ahora han cambiado las condiciones socioeconómicos, ahora los españoles vivimos mejor y eso implica más litigiosidad", dijo.

Por ello, pidió una "acomodación a la realidad social y económica de España", al tiempo que matizó que "la solución no es sólo ampliar el número de juzgados porque con eso sólo se diluye el volumen y no se resuelven los asuntos". "Hay tasas de litigiosidad que no se pueden soportar en algunos juzgados", por ello, pidió al Ministerio que lleve a cabo en 2008 una reordenación del sistema que "debería haberse hecho ya".

Respecto a la duración de los procedimientos, el estudio ofrece una ligerísima reducción en la primera instancia civil, y un marcado incremento en los juzgados de lo mercantil y en la segunda instancia civil. Ha mejorado, sin embargo, la Sala civil del Tribunal Supremo. Mientras, en la jurisdicción penal, mejora la Sala Segunda del Tribunal Supremo, también los juzgados de menores, y empeoran sus tiempos medios los juzgados de lo penal.

En la jurisdicción contenciosa, los juzgados empeoran sus tiempos medios significativamente, mientras que las Salas de los tribunales superiores de justicia y de la Audiencia Nacional mejoran sus tiempos de resolución. La Sala tercera del Tribunal Supremo presenta una mejora. Por último, en la jurisdicción social, tanto los juzgados como las Salas de los TSJ presentan un "muy leve empeoramiento", mientras que la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo mejoran sus cifras con respecto a ejercicios anteriores.

En cualquier caso, Hernando se justificó alegando que "en Francia, Bélgica, Inglaterra u Holanda los procesos duran mucho más de lo que duran en España" y, en cualquier caso, avanzó su propósito de que "en 2009 la Sala Primera del Tribunal Supremo esté resolviendo asuntos en un plazo inferior a un año".

Por su parte, en cuanto a la litigiosidad, en el pasado año 2007, la más alta se dio en Madrid (216 asuntos por cada mil habitantes), seguida de Andalucía (212 a/1000 h), Valencia (211 a/1000 h), Canarias (201 a/1000 h) y Baleares (200 a/1000 h). Todas ellas superando la media nacional. La más baja se dio en el País Vasco (126 a/1000 h) seguida de la Rioja (127 a/1000 h).

Como dato significativo, se puede destacar que el porcentaje de los asuntos de extranjería ingresados ha experimentado un incremento medio del 33,5 por ciento en los juzgados de lo contencioso-administrativo y del 1,8 por ciento en las Salas de lo contencioso-administrativo de los Tribunales Superiores de Justicia.

Destaca el dato concreto de los juzgados de Madrid, con un incremento del 66 por ciento, y de los Juzgados de Murcia, con un incremento del 56,2 por ciento, y con un aumento mínimo del 3,9 por ciento en los de Galicia, significativo de la incidencia en el orden contencioso-administrativo de la realidad de la inmigración, así como de la necesidad de reforzar las plantillas judiciales en este concreto ámbito.

Además, según explicó Hernando, jueces no profesionales han dictado, en los juzgados de primera instancia e instrucción, el 17,9 por ciento de las sentencias civiles y penales. "También han dictado el 14,7 por ciento de las sentencias en los juzgados de lo penal, y 13,4 por ciento de las dictadas en los juzgados de lo contencioso", añadió.

En cuanto a los procedimientos concursales --relativos a la suspensión de pagos o las situaciones de quiebra-- que se tramitan en los juzgados de lo mercantil, el año 2007 ha mantenido la línea creciente observada desde 2002. La tendencia se ha visto plenamente confirmada en el primer trimestre de 2008, en el que se ha producido el mayor número de concursos registrados desde que se mantiene la base de datos de la estadística judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios