Aznar y Rajoy clausuran el Campus FAES 2008

  • "Vamos a saludarnos efusivamente", ironiza el líder popular tras encontrarse con su predecesor.

La clausura del Campus FAES, celebrado en la localidad madrileña de Navacerrada, añadía al aliciente de los discursos de los allí presentes el reencuentro del líder del PP, Mariano Rajoy, con el ex presidente del Gobierno José María Aznar, días después de que éste criticase algunos puntos de la renovación del partido del que aún hoy es presidente de honor. Con un "vamos a saludarnos efusivamente", Rajoy ironizó ante Aznar acerca de la relevancia de este apretón de manos, que sin embargo precedió a un discurso en el que el actual presidente de los populares volvió a defender los cambios y la renovación porque, a su juicio, sólo pretenden "mejorar sus mensajes y propuestas".

En una reciente entrevista a 'Telemadrid', el ex presidente del Ejecutivo advirtió de que renovar un partido es añadir y no eliminar y resaltó que una formación política fuerte se hace integrando. Estas declaraciones habían elevado la expectación mediática por el encuentro entre Aznar y Rajoy, que finalmente se produjo hoy en la clausura del campus FAES. Ambos sellaron con un estrechón de manos y en un ambiente aparentemente distendido sus supuestas discrepancias y Rajoy, consciente del interés despertado, incluso se permitió ironizar. "Vamos a saludarnos efusivamente", indicó tras el primer saludo, en un comentario captado por las cámaras de televisión.

Ya durante su discurso, Rajoy defendió los cambios iniciados por su partido en el Congreso de Valencia, ya que "expresan su voluntad de renovar equipos y mejorar sus mensajes y propuestas, pero "desde la firmeza del respeto" a los principios y valores. En este sentido, recalcó que el PP es una coalición "independiente", "un partido de centro que reivindica la moderación y el sentido de la responsabilidad". Se trata, a su juicio, de una formación "con las ideas claras que defiende la España constitucional, que cree en el Estado de las autonomías, que considera que con el terrorismo no se negocia políticamente sino que se le derrota, que defiende la libertad como motor del progreso, que considera que todas las personas son iguales en derechos y oportunidades, deberes y obligaciones y que el Estado está para garantizar esa igualdad, la libertad y la solidaridad para proteger a aquellos que más la necesitan".

El presidente del PP agradeció la labor de la fundación presidida por Aznar porque, según dijo, es el "laboratorio de ideas" y el "departamento de I+D+i" del PP. "Ahora, cuando el PP afrontar un nuevo periodo tras su congreso de Valencia os pido que hagáis un esfuerzo para seguir abriendo el angular del debate y la reflexión", agregó Rajoy.

Por su parte, el ex presidente del Gobierno recogió el testigo durante su alocución sin citar la situación interna del PP, limitándose a valorar algunos asuntos como el terrorismo, con especial recuerdo al concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA. También tuvo palabras para la liberación de la ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, retenida durante más de seis años por las FARC, y cuyo final feliz ha demostrado que frente al terrorismo sólo cabe "el Estado de Derecho y el imperio de la ley". De esta forma, criticó los "atajos negociadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios