Aguirre, satisfecha con el modelo de financiación que planea el Gobierno

  • La presidenta de la Comunidad de Madrid ha matenido una reunión con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para intentar pactar el nuevo modelo de financiación.

Comentarios 2

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dado hoy su apoyo al modelo de financiación autonómica propuesto por el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a pesar de las reticencias mostradas por la dirección nacional del PP y varios de sus presidentes autonómicos.

Aguirre ha brindado su beneplácito a la filosofía del nuevo sistema después de reunirse con Zapatero en el Palacio de la Moncloa y recibir garantías de que será un acuerdo multilateral y tendrá en cuenta el aumento de la población, más acusado en regiones grandes como Madrid o Cataluña.

El nuevo modelo mantendrá la "solidaridad" reconocida en la Constitución, de forma que las CCAA que "tienen más dificultades económicas van a recibir ayuda por parte de quienes más aportan, como la Comunidad de Madrid", ha dicho Aguirre.

La cita con la primera de los máximos dirigentes autonómicos del PP tiene lugar dos días después de que Zapatero se viera con los presidentes socialistas de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, y de Andalucía, Manuel Chaves.

Horas antes de la cita con Aguirre, el vicesecretario general del PP Esteban González Pons había avisado al Gobierno de que el consenso con las CCAA no valdría sin antes alcanzarlo con el líder de su partido, Mariano Rajoy, opinión compartida por el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps.

Según González Pons, su partido no podría aceptar un sistema si no es con "todos en la misma mesa, viendo lo que se reparte, cómo y por qué".

"En ningún caso debe ser un acuerdo bilateral. El dinero de las Comunidades Autónomas no puede ser nunca el que sobre después de que Cataluña se haya llevado la parte que haya sido capaz de quitarle a Zapatero en una reunión a oscuras", ha declarado.

González Pons había comentado que Aguirre acudía a la Moncloa no para negociar, sino para "enterarse de lo pactado con Montilla".

La postura oficial del partido ha sido respaldada por varios de sus presidentes autonómicos, como el riojano, Pedro Sanz, o el castellanoleonés, Juan Vicente Herrera, quienes han considerado imprescindible salvaguardar la solidaridad entre territorios.

La pretensión de Zapatero es lograr un acuerdo colectivo para garantizar la financiación en educación y sanidad, pero también bilateral para respetar las singularidades territoriales.

Las regiones en las que el aumento poblacional apenas ha tenido incidencia defienden que se tengan presentes otros criterios, como el envejecimiento, la orografía o la dispersión de la población.

La ronda de contactos del jefe del Ejecutivo proseguirá mañana con otros tres presidentes socialistas: el de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño; el de Asturias, Vicente Álvarez Areces, y el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara.

La intención de Zapatero es recibir a todos, con algunos de los cuales ya ha conversado por teléfono, como el de Castilla-La Mancha, el también socialista José María Barreda, y el de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (PP).

Una vez que Zapatero complete la ronda, convocará en enero el Consejo de Política Fiscal y Financiera, órgano que ha de avalar el nuevo modelo que sustituya al aprobado por el PP en 2001.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, ha afirmado que existe un principio de acuerdo sobre "lo sustancial" después de lograr "avances muy importantes" con Andalucía y Cataluña.

Según Blanco, "los escollos más importantes ya se han superado" y se ha allanado el camino a un "consenso considerable" que respete la Constitución y las singularidades de todos los Estatutos autonómicos, entre ellos, el de Cataluña.

El consejero de Relaciones Institucionales de la Generalitat, Joan Saura, ha discrepado de Blanco al asegurar que el pacto "no está cerca", aunque podría darse carpetazo en breve si se cuantificara la aportación del Estado a Cataluña.

El secretario general de ERC, Joan Ridao, ha convenido en que el acuerdo "no es inminente" y que "la negociación será más larga de lo que algunos esperan", pese a "algunos avances no sustanciales".

En víspera de su cita en la Moncloa, Pérez Touriño ha defendido un modelo en el que encajen las demandas de todos, aunque su vicepresidente, Anxo Quintana (BNG), ha reclamado que Galicia, como Cataluña, también pueda negociar de forma bilateral su modelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios