"Me leen más mujeres porque hay más lectoras"

-¿Han perdido sus alumnos lo que han ganado sus lectores?

-Creo que no. He dedicado veinte años a la vida universitaria, fue una etapa muy productiva. Tampoco sé si es un adiós definitivo. Pedí dos años de excedencia.

-El día del Libro coincidió con el Madrid-Barça. ¿Los escritores se intercambian camisetas como los futbolistas?

-En la firma, compartí caseta con Maruja Torres y Juan Luis Cano, de Gomaespuma. Nos intercambiamos libros, firmas, hasta lectores. Hay sitio para todos.

-Ante su segunda novela, ¿quiénes presionan más, los lectores o los editores?

-No estoy sintiendo ninguna presión. La pregunta está en el aire, sobre todo por parte de los lectores. Los editores, menos, porque ven que El tiempo entre costuras tiene recorrido, no hay necesidad de cortarlo. Sí es verdad que los lectores tienen más ganas que yo.

-Como los toreros, hizo la temporada americana. ¿Cómo fue?

-Fue más un lanzamiento del libro que encuentro con los lectores. Una gira por México, Colombia, Brasil y Argentina.

-¿Es una novela viajera?

-La han traducido al italiano y al portugués. Está a punto de salir en Francia y Rumanía. En noviembre empieza la campaña en Estados Unidos. Y Alemania, Holanda. Están previstas traducciones al chino, al japonés, al ruso y al hebreo. Veintitantas lenguas.

-Da el pregón de la Feria del Libro de Sevilla el 19 de mayo, tres días antes de las elecciones municipales. ¿Lectores y electores suben y bajan a los políticos y escritores de los pedestales?

-El pueblo siempre es soberano. Por mucha campaña mediática sobre un libro o un político al final va a decidir el que está en la calle.

-¿Dónde le cogen las elecciones municipales?

-En Luxemburgo, en la comunión de mi sobrina y ahijada.

-Vive en Cartagena, patria chica de Arturo Pérez-Reverte...

-Me mandó una tarjeta muy cariñosa. Entre los escritores, he sentido mucha calidez y simpatía.

-Estuvo en la Fundación Caballero Bonald, pregona la Feria del Libro de Sevilla, interviene en la Universidad Internacional de Andalucía. Es la reina del Sur...

-En Andalucía es donde más veces he hablado de mi novela. Es una tierra a la que me siento muy cercana. Mis abuelos maternos eran cordobeses de Villa del Río. En realidad, son ellos, Manuel Vinuesa y Lorenza Lope, hijos del farmacéutico y del médico del pueblo, los que ponen en marcha los motores de mi novela.

-¿Le acercan al escenario?

-Mi abuelo en 1925 se fue a Marruecos. Era funcionario de obras públicas y se va a construir carreteras en el Protectorado. Se casa en Córdoba con mi abuela y se van a Marruecos. Allí tienen sus cinco hijos, incluida mi madre, que nace en 1940. Están hasta la independencia de Marruecos en 1956. Vuelven a España y viven en Málaga y en Córdoba. En Córdoba es donde mi madre conoce a mi padre, que fue a estudiar allí desde Puertollano.

-¿Ha llegado la novela de María Dueñas al palacio de Dueñas?

-Me gustaría saberlo, para mandarle un ejemplar a la duquesa.

-¿Vuelve por la Mancha?

-Más que ir, la sobrevuelo.

-Ana María Matute, en su discurso del Cervantes, habló de Dulcinea y de Aldonza. ¿Cuál de las dos es más necesaria?

-Tenemos que tocar un poquito de realidad. Están muy bien los sueños, pero según están las circunstancias más nos vale tener los pies en el suelo.

-Cinco millones de parados. A esa cifra no llega ningún escritor.

-Da miedo la cosa. Más vale que no perdamos la perspectiva.

-Estuvo en la comida del Cervantes en el Palacio Real. ¿La familia real conoce su novela?

-Saludé a doña Letizia, que no la ha leído pero me habló de ella. Creo que sí la leyó la infanta Elena. Se la dediqué el año pasado.

-¿Con quién compartió mantel?

-Con Jacobo Cortines y Nicolás Martínez Fresno, presidente del consejo de administración del Patrimonio Nacional. Hablaba de poesía por la derecha y de Tetuán por la izquierda. Martínez Fresno está muy vinculado a Tetuán.

-¿Ha detectado entre los escritores una rivalidad Madrid-Barcelona?

-Para nada. En este campo, jugamos todos en la misma Liga.

-¿Quién le parece más literario, Mourinho o Guardiola?

-Ninguno de los dos.

-Mourinho fue traductor de inglés...

-Ya tenemos algo en común. Yo di clase a alumnos de Traducción e Interpretación. Estoy en contacto con Daniel Hahn, autor de la traducción al inglés de mi libro.

-¿Está deseando liberarse de los personajes de su novela?

-No me presionan, no me molestan. Son como de la familia. Sí es verdad que empiezan a empujar con fuerza los personajes de la segunda novela.

-¿Han leído sus hijos la novela?

-Estoy detrás de ellos, pero no hay manera. Ya la leerán.

-¿Y sus padres?

-Leyeron el manuscrito.

-¿Hay un perfil de sus lectores?

-Hay muchos perfiles. Quizás haya más mujeres que hombres porque hay más lectoras que lectores. Cada vez se acercan más jóvenes.

-No va a parar en mayo: pregón y comunión...

-El día del pregón voy a la cena del premio Fernando Lara de novela.

-No será la ganadora...

-Sería la primera sin libro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios