Rull logra un 4,5 en sus ocho meses de gestión

  • El alcalde, tercero en la candidatura del PSOE, no aprueba pero supera a España en 6 décimas · Seis de cada diez algecireños están insatisfechos

Como ocurrió en el mandato anterior, el PSOE cambió de alcalde en el vigente periodo corporativo antes de su conclusión. Tomás Herrera, que fue el candidato del PSOE en 2007 tras haber relevado a Juan Antonio Palacios en la Alcaldía a medidados de 2005, dimitió a finales del pasado mes de septiembre, inmediatamente después de que la Ejecutiva Local del PSOE eligiese como candidato a su secretario general, Rafael España, y tras perder un pulso por repetir como alcaldable incluso aunque tuvo el apoyo de la dirección regional andaluza de José Antonio Griñán.

La dimisión de Herrera tras no ser respaldado para volver a ser el cartel electoral obligó a elegir a un nuevo alcalde para nueve meses, toda vez que España no es concejal en el mandato que ahora acaba.

El PSOE se decantó por el número tres de la lista electoral de 2007, Diego Sánchez Rull, quien volverá a repetir en ese puesto el 22 de mayo pese a que se presenta a las elecciones como alcalde. Un hecho con escasos precedentes.

El sondeo elaborado por Commentia para Europa Sur valora al alcalde en ejercicio, por lo que a los encuestados se les ha preguntado que puntúen de cero a diez a Rull por la labor que ha desarrollado desde que a comienzos de octubre pasado fue elegido por el pleno de Algeciras nuevo alcalde de la ciudad.

Los entrevistados le conceden una valoración media de 4,5 puntos, con lo que se queda a cinco décimas del aprobado. Eso sí, saca 6 décimas más que el candidato socialista, que es el peor valorado en el sondeo. Sólo los votantes del PSOE y quienes no tenían edad para votar en 2007 aprueban a Sánchez Rull. De hecho la nota media de los votantes socialistas es de un 5,1 y de los jóvenes que podrán votar por primera vez en 2011 es algo superior: 5,5.

Los votantes del PP lo valoran mejor que los de IU, el socio de gobierno en coalición. Los que en 2007 ya votaron a José Ignacio Landaluce le otorgan una nota media de 3,9 puntos, mientras que quienes votaron a Inmaculada Nieto hace cuatro años le dan un 3,8. La nota más baja es la que le merece a los votantes andalucistas de 2007, que le puntúan con un 3,5 sobre 10.

La encuesta revela también que hay una mayoría de ciudadanos encuestados, seis de cada diez, que está insatisfecha con la vida en la Algeciras actual.

Casi la mitad de los entrevistados, el 49,1%, señala que está poco satisfecho por cómo se vive en la ciudad, a los que hay que añadir otro 11,5% que declara estar nada satisfecho. Por contra, aproximadamente un tercio, el 30,9%, afirma estar bastante satisfecho con la vida en Algeciras, a los que se suma un 7,4% que está muy satisfecho. Un 1,1% no supo contestar o no lo hizo.

En el análisis por sexos, las mujeres insatisfechas (62,2%) son más que los hombres descontentos (58,8%). El pesimismo de las mujeres algecireñas también se palpa entre los safisfechos: ellas suponen el 37,5% y ellos el 39,2%.

Esta perspectiva negativa se ve reforzada ante la pregunta de si creen que la ciudad ha mejorado o empeorado en el mandato que concluye. Casi la mitad, el 46,9, cree que ha empeorado (algo el 28,5% y mucho el 18,5%) frente al 28% que piensa que ha mejorado (algo el 26,4% y mucho el 1,6%). Casi una cuarta parte, el 23,2%, considera que la ciudad sigue igual que hace cuatro años cuando se celebraron comicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios