Los sindicatos se oponen al ERE propuesto por Martinsa-Fadesa

  • Los representantes de los trabajadores de la compañía rechazan las condiciones planteadas por la empresa.

Martinsa-Fadesa y los representantes de sus trabajadores retomarán el próximo lunes las negociaciones sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) que la inmobiliaria ha presentado y que afecta a 234 trabajadores, una cuarta parte de la plantilla de 880 empleados con que cuenta actualmente.

El calendario de negociación del ajuste de plantilla de la inmobiliaria, que acaba de solicitar suspensión de pagos, contempla un nuevo encuentro el miércoles, informaron este miércoles fuentes sindicales.

Las negociaciones se reanudarán después de que en las mantenidas ayer martes los representantes de los trabajadores de la compañía rechazaran las condiciones planteadas en el ERE por la empresa, que contemplan una indemnización de 25 días por año trabajado.

En las reuniones de la próxima semana los sindicatos confían además que Martinsa-Fadesa ofrezca información sobre la distribución geográfica de los afectados por el expediente.

En este sentido, la Federación de Construcción, Madera y Afines de CC.OO. (Fecoma-CC.OO.) aseguró este miércoles que exigirá a Martinsa-Fadesa la presentación de un "verdadero" plan de viabilidad que garantice la continuidad de la empresa y el mantenimiento de la plantilla.

El sindicato señaló además en un comunicado que su principal preocupación será la de conseguir las "mejores condiciones económicas" para los empleados afectados.

UGT, por su parte, anunció su intención de personarse en el concurso voluntario de Martinsa para tener acceso a toda la documentación del proceso y podrá trabajar así "en la búsqueda de estrategias y salidas alternativas al conflicto".

El secretario general de la Federación de Madera, Construcciones y Afines (MCA-UGT), Manuel Fernández-López 'Lito', garantizó que "la crisis no la van a pagar los trabajadores la empresa", y que rechazará la indemnización de 25 días por año trabajado que la empresa ofrece por estimarla "claramente insuficiente".

"No puede ser que una mala gestión, probablemente unida también a la situación del sector, repercuta sobre los trabajadores. No podemos aceptarlo", declaró tras participar en los actos de conmemoración del 120 aniversario de UGT.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios