El presidente de Martinsa-Fadesa solicita al juez que le declare insolvente

  • Fernando Martín ha tomado esta decisión como complemento a la solicitud de suspensión de pagos que presentó para sus tres sociedades

Comentarios 18

El presidente de Martinsa-Fadesa, Fernando Martín, ha solicitado ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid el concurso voluntario de acreedores sobre su persona, informó hoy en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El presidente de la inmobiliaria ha tomado esta decisión como complemento a la solicitud de suspensión de pagos presentada el pasado 17 de julio en el juzgado de lo Mercantil nº5 de Madrid para sus tres sociedades Femaral, Almarfe y Castellana Consultores Inmobiliarios, a través de las que controla el 44,46% de Martinsa-Fadesa.

Asimismo, tanto el grupo inmobiliario como seis de sus filiales presentaron un concurso voluntario de acreedores en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña, aunque de momento sólo ha sido aceptada la petición de suspensión de pagos de Martinsa-Fadesa.

Martín explicó que ha presentado el concurso de acreedores para sí mismo aconsejado por sus abogados y que esta decisión "no afecta a mi capacidad legal y personal para continuar con la dirección de Martinsa-Fadesa".

Asimismo, aseguró que la compañía es un proyecto con el que sigue "plenamente comprometido" y por el que seguirá trabajando para elaborar un plan de viabilidad y de pagos, que permita obtener un convenio "tan pronto como sea posible".

El pasado 24 de julio el Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña declaró a Martinsa-Fadesa en concurso de acreedores y designó administradores concursales a la abogado Antonia Magdaleno Carmona -de la firma Broseta Abogados- y a Bankinter, en representación de los acreedores, mientras que el tercer administrador será designado por la CNMV.

Al tratarse de un concurso solicitado voluntariamente, Martinsa-Fadesa conservará las facultades de administración y disposición de su patrimonio, aunque su gestión deberá contar con la conformidad de los administradores concursales.

El primero de septiembre comienza el plazo para que los acreedores pongan en conocimiento de la administración concursal la existencia de los créditos que les debe la compañía, para que elaboren un informe sobre la situación de Martinsa-Fadesa.

En paralelo a este concurso voluntario, los sindicatos y la dirección de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa han negociado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) sobre el que alcanzaron este martes un principio de acuerdo.

De esta forma, Martinsa-Fadesa despedirá a 234 trabajadores y prevé indemnizaciones de 36 días por año trabajado, con un máximo de 20 mensualidades, propuesta que será sometida a las asambleas de trabajadores de la compañía que se celebrarán en los próximos días para que lo ratifiquen o lo rechacen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios