Las operadoras deberán garantizar el 80% de la velocidad de ADSL ofertada

  • El Gobierno toma nota de las quejas de los usuarios y eliminará del mercado a las compañías que incumplan los contratos

Comentarios 2

Buenas noticias para los usuarios de internet. Tras años de quejas y protestas, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio anunció ayer que actuará con mano firme contra todas las compañías que comercialicen líneas ADSL pero que, una vez instaladas, no cumplan con la velocidad ofertada. Es más, prohibirá que sigan operando en el mercado aquéllas que no garanticen, al menos, el 80% de la potencia prometida. Con esta medida se espera acabar con todas aquellas líneas de 1, 3, 6, 10 o 20 megas que en realidad no llegan a darle al cliente la agilidad de conexión esperada. El Gobierno realizo ayer el anuncio en pleno auge de contratos de bandas anchas, que en 2007 aumentaron un 20,5% respecto al ejercicio anterior.

El titular de Industria, Miguel Sebastián, aprovechó la celebración del millón de dominios .es para advertir que "el Gobierno quiere terminar con la proliferación de ofertas de alta velocidad que no se cumplen". Con ese objetivo, anunció la prohibición de todas aquellas líneas de conexión a internet que queden por debajo de ese umbral mínimo del 80% de la capacidad anunciada. Una medida muy concreta contra estas ofertas irreales incluida en el borrador del Real Decreto de Cartas de Derechos y Obligaciones de los servicios de Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información que será remitido hoy mismo al Consejo Asesor Téncinco de la Sociedad de la Información (Catsi).

Para que el Gobierno pueda controlar y hacer efectiva esta prohibición de ofertas engañosas existirá una revisión obligatoria de todas las líneas contratadas. De esta forma, los proveedores de ADSL tendrán que informar obligatoriamente a los usuarios de las velocidades reales a las que pueden aspirar si contratan dicha oferta. Con esto, el Ejecutivo busca que este mismo mes de julio se llegue al 100% de las líneas de internet contratadas en banda ancha.

España cerró el ejercicio de 2007 con un total de 8,07 millones de líneas de ADSL, lo que en realidad supone un 20,5% de incremento respecto a 2006. De todos estos contratos, los que más crecieron fueron los de 3 megas, que aumentaron un 11,5% respecto a 2006 y que significaron 3,82 millones de líneas del total. En el polo opuesto, los contratos de 1 mega de velocidad cerraron con un 60% menos de líneas, sumando sólo 1,7 millones de altas.

Las nuevas medidas impulsadas por el Gobierno ponen en el punto de mira a las operadoras de internet, muy criticadas por los usuarios. Telefónica, el proveedor más importante, poseé un 77% de líneas enmarcadas dentro de la modalidad de 3 megas. De forma contraria, el porcentaje de líneas con velocidades superiores de 4 a 10 megas son contratadas por los usuarios a través de compañías alternativas como ONO, Ya.com, Tele2 o Euskaltel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios