La morosidad bancaria se triplica en un año

  • El retraso en el pago de los créditos alcanza en octubre el 2,84% e iguala el nivel de 1997

La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas y cooperativas a empresas y particulares alcanzó en octubre el 2,84%, porcentaje inédito desde octubre de 1997 y que supone más del triple que un año antes. Según los datos publicados ayer por el Banco de España, la tasa de mora supera por cuarto mes consecutivo la cota del 2% y se dirige imparable a la del 3%.

Por primera vez, y como consecuencia de las quiebras inmobiliarias de los últimos meses, las cajas de ahorros, sus principales acreedoras, han superado esta tasa, al alcanzar el 3,31%, frente al 0,86% de un año antes.

El volumen de créditos de dudoso cobro de estas entidades ha sido de 29.270 millones de euros -en septiembre fue de 26.039 millones y en agosto de 25.467 millones-, para una cartera total de 882.602 millones.

Desde finales de 2007 y hasta la fecha, varias inmobiliarias han solicitado el concurso de acreedores al no poder afrontar sus pagos, con un endeudamiento conjunto superior a 10.500 millones que afecta principalmente a las cajas, que orientaron su negocio hacia los promotores en mayor medida que los bancos. Los bancos tampoco escapan de la actual coyuntura y registraron una tasa de mora del 2,35% en octubre -frente al 0,72% el mismo mes del año anterior-, y una cartera dudosa de 19.056 millones para un total de 810.373 millones.

La morosidad de las cooperativas de crédito alcanzó el 2,6%, frente al 0,96% un año antes, con créditos dudosos por valor de 2.504 millones para una cartera total de 95.419 millones.

En volumen absoluto, las entidades financieras que conceden créditos en España sumaban a finales de octubre 50.830 millones en créditos dudosos para una cartera total de 1,78 billones, sólo un poco superior a la de septiembre, como consecuencia de las dificultades para obtener financiación. La subida de la morosidad en octubre es la decimosexta consecutiva y coincide con el momento en que el Euríbor comenzaba su tendencia a la baja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios