Los imputados por la Operación Crucero recurren para eliminar o rebajar sus fianzas

  • Sáenz de Santamaría dice sobre Díaz Ferrán que "hay que celebrar que algunos acaben donde deben"

Todos los imputados por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco como integrantes de una trama empresarial presuntamente dedicada a ocultar los bienes del ex presidente de la CEOE y ex propietario de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, tienen previsto recurrir las fianzas que se les impusieron el pasado miércoles para evitar la prisión, y que suman 112 millones de euros, según indicaron fuentes de la defensa consultadas por Europa Press.

El juez Velasco ordenó el ingreso en prisión eludible con fianza de 50 millones de euro al actual propietario del Grupo Marsans, Ángel de Cabo, al que acusa de los delitos de alzamiento de bienes e insolvencia punible. Para Díaz Ferrán y para la mano derecha de De Cabo, Iván Losada, la fianza impuesta fue de 30 millones de euros. El resto de fianzas asciende a 500.000 euros.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó ayer sobre el ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, que hay que "celebrar" que al final estas prácticas se conozcan y que "algunos señores acaben donde tienen que acabar por abusar de los derechos de los demás". En la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta destacó que las reformas y cambios legislativos fiscales del Ejecutivo han tenido como uno de sus objetivos el reforzar la capacidad de investigación de algunos casos para que no acaben como delitos de alzamiento de bienes. En este sentido, incidió en que España no puede permitirse el lujo "de que la gente considere que es mucho más inteligente o más listo que nadie el que deja de pagar sus impuestos o engaña a la Agencia Tributaria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios