José Rodríguez Cánovas Consejero de Cofares

"Los impagos retrasan el flujo de caja de las farmacias, las subastas lo reducen"

  • Cofares celebra este mes asamblea y renovará sus órganos. Analizamos cómo llega el sector y el modelo implantado por la Junta de Andalucía con uno de sus consejeros antes de la cita

José Rodríguez Cánovas posa para la entrevista. José Rodríguez Cánovas posa para la entrevista.

José Rodríguez Cánovas posa para la entrevista. / M. G.

-¿En qué momento se encuentra el sector de la farmacia en Andalucía?

-Las farmacias andaluzas, al igual que en el resto de España, han sufrido las consecuencias del déficit público, con los recortes presupuestarios derivados de la crisis, y la disminución del volumen de negocio -estamos a niveles de 2005-. Además de todo ello, la iniciativa puesta en marcha por el Gobierno andaluz en 2012, referente a la subasta de medicamentos, ha provocado que las farmacias andaluzas sean aún más pobres, dado que han dejado de suministrar el 96% de los medicamentos que hay recogidos en el vademécum español. A lo largo de estos cinco años se ha creado un continuo estado de confusión y desconfianza por parte de los pacientes y del profesional de la salud hacia los medicamentos y, por tanto, las farmacias. Lejos de disminuir, esta desconfianza va a más con cada nueva subasta.

-¿Cómo es la relación con la Junta de Andalucía? ¿Se han normalizado los pagos?

-La relación que mantiene la farmacia con el Gobierno andaluz a través del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cacof) no es mala. Actualmente no hay problemas de impagos, al menos que hayan afectado a la Oficina de Farmacia. Pero no debemos olvidar que los impagos provocan un retraso en el flujo de efectivo, pero las subastas provocan una reducción en la generación de ese flujo. En cuanto a Cofares, la relación que mantenemos con la Consejería de Salud es fluida, al margen del desacuerdo sobre la idoneidad de las subastas como herramienta de ahorro del gasto farmacéutico.

-¿Qué aporta Cofares a una farmacia tipo de una localidad andaluza?

-Andalucía es un territorio muy extenso, con numerosas localidades medias y pequeñas, con grandes distancias y localidades alejadas, lo que requiere de un buen sistema de distribución que cubra todo el territorio. Muchas oficinas de Farmacia no podrían sobrevivir sin la ayuda de la distribución farmacéutica cooperativa. Además de la distribución de medicamentos, Cofares aporta todo lo que el farmacéutico puede necesitar desde el momento en el que se plantea abrir una farmacia: mobiliario, servicios, medicamentos, financiación, etc. Le ponemos todo lo que precise y en el momento que lo demande, al igual que hacemos en toda España. Asimismo, Cofares aporta capilaridad, acceso al medicamento y posibilidades de mejora en la rentabilidad de la farmacia a través de los diferentes servicios que prestamos a nuestros socios.

¿El crecimiento vivido por Cofares en la comunidad en los últimos años va a continuar? ¿Cuáles son los proyectos que tienen en mente?

-Desde Cofares hemos invertido mucho en Andalucía, para prestar mayores y mejores servicios. En los dos últimos años, Cofares ha abierto dos nuevos almacenes en Andalucía, con lo que ya suma cuatro (Cádiz, Sevilla, Málaga y Córdoba), dotados de las tecnologías más avanzadas. La última apertura ha sido la del almacén de Algeciras, en la que fue sede de la extinta Gicofa, con el objetivo de poder dar servicio a las farmacias de la zona y a su vez pueda servir de hub para la comunidad. Es posible que se produzcan nuevas aperturas, siempre y cuando nos lo soliciten nuestros socios y generen valor para la Cooperativa. El Grupo Cofares también aporta cercanía al socio y seguridad. Al ser una cooperativa solvente y tener una alta cuota de mercado, las condiciones comerciales son más ventajosas para las farmacias.

-¿Cómo valora la relación público-privada en el sector?

-Desde una perspectiva de complementariedad siempre es necesaria la relación público-privada, ya que permite prestar un mejor servicio al ciudadano. Andalucía es un ejemplo de colaboración público-privada en materia sanitaria, con grandes resultados reconocidos por la propia Junta.

-¿Hacen falta cambios normativos en Andalucía?

-A lo largo de estos cinco últimos años, se ha podido comprobar que las subastas no son una buena herramienta de control del gasto farmacéutico, ya que están presentando menos ahorro inmediato de lo que se pensaba en un principio y, a su vez, generan problemas a medio y largo plazo que pueden deteriorar la calidad del servicio que se presta a los pacientes. Precisamente, una de las principales consecuencias que está trayendo la subasta de medicamentos es la falta de suministro. Desde hace unos meses hay 52 marcas de medicamentos adjudicados en este tipo de subastas que están en situación de desabastecimiento en las farmacias de la región. Creo que es necesario un decreto de precios y, previamente, un acuerdo consensuado donde participásemos toda la cadena de suministro y, fundamentalmente, la industria y la administración sanitaria, para que el control del gasto farmacéutico no ponga en peligro la propia prestación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios