Crisis

Unas 60.000 familias están en situación de morosidad en España

  • La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros estima que la morosidad podría duplicarse en los próximos seis u ocho meses

Comentarios 24

Unas 60.000 familias se encuentran en la actualidad en situación de morosidad en España, cifra que podría duplicarse hasta alcanzar 120.000 en los próximos seis u ocho meses, explicó hoy Manuel Pardos, presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae).

Pardos afirmó que cerca de 4 millones de hipotecas, especialmente aquellas firmadas entre los años 2000 y 2008, están "en apuros" tras las últimas subidas de tipos de interés propiciadas por el Banco Central Europeo (BCE), la última de ellas ayer, que incrementó los tipos en la zona euro hasta el 4,25 por ciento.

El presidente de la asociación señaló, durante la presentación de una plataforma para los Afectados por la Crisis Hipotecaria, impulsada por Adicae, que la situación es "dramática" porque existe un gran número de familias "en riesgo de ejecución hipotecaria".

Pardos recordó que el nivel de morosidad en España ha pasado del 0,3 por ciento en 2007 al 1,5 por ciento, en el caso de las cajas de ahorro, y pronosticó que la cifra podría llegar hasta el 3 por ciento a finales de este año.

Según explicó, la situación afecta especialmente a algunos colectivos como los "mileuristas", los inmigrantes y las familias con hijos de entre 30 y 40 años, que firmaron sus hipotecas hace años cuando los tipos estaban más bajos.

El presidente de Adicae consideró insuficientes las medidas aprobadas por el Gobierno en esta materia y tildó de "ridícula" la iniciativa de prolongar el plazo de las hipotecas, propuesta por el ministro de Economía, Pedro Solbes.

"El Gobierno no está dando soluciones", añadió Pardos, que instó al Ejecutivo a reformar la Ley Hipotecaria y a aprobar la Ley de Sobreendeudamiento, que quedó guardada "en el cajón del Ministerio de Economía y Hacienda" en la pasada legislatura.

Asimismo, la asociación propondrá al Gobierno subsidiar parte de la cuota del préstamo "en los casos más dramáticos" y pedirá a las entidades financieras incluir en su obra social medidas de este tipo.

Pardos consideró que la "solución" pasa por que la banca "pierda algo", sin disminuir de forma muy elevada su beneficio, pues, según precisó, tampoco "les interesa acumular un stock inmobiliario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios