La exposición de los bancos españoles al caso Madoff ronda los 3.000 millones

  • Sólo el Santander arriesga 17 millones de fondos propios, mientras BBVA, Caja Madrid, Banca March y Banesto admiten daños indirectos de más de 300 millones · Las cajas andaluzas están a salvo

Comentarios 2

Los ingredientes son perfectos para el drama: estafa masiva en Wall Street, ramificaciones internacionales, bancos y cajas españolas en el ajo e incertidumbre, auténtica incertidumbre sobre el alcance del problema. Ayer, a lo largo de una jornada maratoniana trufada de comunicados y declaraciones, la radiografía del fraude tejido por la firma Madoff Securities quedó mejor definida en España: la exposición total roza los 3.000 millones de euros y afecta al Santander, el BBVA, Caja Madrid, Banesto y Caja March. Distintas aseguradoras y fondos de pensiones también corren riesgos cuantificados en otros 38 millones. Ninguna de las cajas andaluzas parece afectada por el fraude. Portavoces de Unicaja, Cajasol y Cajasur confirmaron que están a salvo.

La paradoja del embrollo es que prácticamente no afectará demasiado a los bancos. Sólo el Santander empeñó 17 millones de fondos directos en los productos ofertados por el ya ex gurú de las finanzas Bernard Madoff. El resto del paquete lo componen cantidades invertidas por el cliente. El BBVA quiso ayer aclarar su situación con una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la que aclara que "no tiene inversión directa en Madoff", que la suma de los fondos depositados por sus clientes "se sitúa en torno a 30 millones" y que "la pérdida máxima potencial derivada de la cobertura de esta actividad se sitúa sobre los 300 millones".

El domingo le precedía el Santader, que cuantificaba su exposición en 2.330 millones y ayer se le unieron voces también potentes -Caja Madrid, 2,3 millones en cuarentena- y secundarias -Banesto, con dos millones, y Banca March, con otros dos-. Otras entidades dieron la cara para tranquilizar a su cartera de clientes: La Caixa, Banco Popular, Bankinter o Banco Sabadell afirmaron estar limpias.

Caja Madrid reconoció una "exposición indirecta" que cifra en 2,3 millones. La caja de ahorros que preside Miguel Blesa explicó que comenzó a deshacer sus posiciones en 2002, momento en el que su inversión no superaba los cinco millones. La caja asegura los clientes de Altae, filial de banca privada de Caja Madrid, "no tienen ninguna exposición".

Banca March no ha comercializado directamente ningún activo de Madoff , aunque confirmó que su posición indirecta a la firma de corretaje es inferior a 2 millones. La entidad explicó que un activo de sus Instituciones de Inversión Colectiva es un fondo cuyo depositario, administrador, gestor y promotor es la Unión de Bancos Suizos, que tiene como broker a Madoff Securities.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios