Las exportaciones chinas se contraen por primera vez en siete años

  • Las ventas registraron un crecimiento negativo del 2,2% con respecto a noviembre del año pasado

El crecimiento de las ventas al exterior de China, segundo mayor exportador del mundo, se contrajo en noviembre por primera vez desde 2001 al registrar un crecimiento negativo del 2,2% con respecto al mismo mes del año pasado, informó la Administración General de Aduanas china. 

La crisis financiera está suponiendo un enorme varapalo para China, cuarta economía mundial, ya que por primera vez en tres décadas los tres principales compradores de sus productos -Estados Unidos, Europa y Japón- sufren una depresión económica. 

La pérdida de poder adquisitivo en estas tres regiones se tradujo en noviembre en una baja de las exportaciones chinas hasta los 114.990 millones de dólares (88.729 millones de euros). 

La caída de noviembre contrasta con el crecimiento de las exportaciones de octubre, que fue de un 19,2%, según un comunicado hecho público por la mencionada administración en su página web. 

Se trata de la primera caída en este dato desde junio de 2001, según la agencia de noticias Xinhua, cuando las exportaciones chinas cayeron un 0,6% debido a la crisis de las empresas tecnológicas estadounidenses, también conocida como la crisis de la 'burbuja.com'. 

El declive de las importaciones fue en noviembre aún más pronunciado que el de las exportaciones, con un colapso del 17,9% (frente a un crecimiento del 15,6% en octubre)  que sitúa el superávit comercial chino en un nuevo récord de 40.100 millones de dólares (31.000 millones de euros). 

Esta cifra ensombrece el récord de superávit anterior, registrado en octubre con 35.200 millones de dólares. 

China, cuyo trepidante crecimiento económico se ha basado hasta ahora en las exportaciones baratas, está aplicando medidas en esta crisis global como una pronunciada bajada de los tipos de interés y un paquete de rescate de 586.000 millones de dólares (456.000 millones de euros) anunciado en noviembre. 

La caída de las exportaciones está afectando a toda Asia, pero en China afecta a los 130 millones de inmigrantes rurales desplazados a las plantas de manufactura del este del país, que ya han empezado a cerrar sus puertas. 

China ha sido en las últimas décadas el país emergente cuya economía ha crecido a un mayor ritmo, hasta que en el tercer trimestre de este año registró el incremento más bajo en cinco años, con un 9%. 

Antes de que estallara la crisis financiera, las previsiones indicaban que China superaría al cierre de este año a Alemania como principal potencia exportadora del planeta, después de que sus ventas al exterior en 2007 alcanzaran los 1,21 billones de dólares (969.000 millones de euros), un 8,8% del total mundial. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios