El esfuerzo en gasto social en España se sitúa por debajo de la media europea

  • Eurostat revela que destinó un 24,7% de su PIB a estas partidas en 2015, frente al 29% de la UE, el 29,2% de Alemania y el 33,9% de Francia

  • Hasta Grecia y Portugal están por encima

El esfuerzo en gasto social en España se sitúa por debajo de la media europea El esfuerzo en gasto social en España 	se sitúa por debajo de la media europea

El esfuerzo en gasto social en España se sitúa por debajo de la media europea

Existen grandes diferencias entre la proporción del PIB que los países de la Unión Europea dedican a gasto social, según datos publicados ayer por la oficina estadística comunitaria, Eurostat, que muestra que España se encuentra por debajo de la media de la UE.

"La media de la UE sigue mostrado grandes diferencias entre los Estados miembros", señaló la oficina Eurostat en un comunicado, en el que aportó datos de 2015 que arrojan que la media del club comunitario en gasto social fue del 29% del PIB, con Francia a la cabeza (33,9%) y Rumanía en el último lugar (14,6%).

El gasto social en España en 2015 con relación a la riqueza del país fue del 24,7%, por debajo del 25,4% de 2014, lo que le sitúa justo por detrás de Portugal (25,7%) y por delante de Eslovenia (23,9%).

Por detrás de Francia, entre los países de lo alto del ránking, se sitúan Dinamarca (32,3%), Finlandia (31,6%), Bélgica (30,4%), Holanda (30,2%), Austria (30,2%) e Italia (30%), mientras que justo por delante de Rumanía aparecen Letonia (14,4%), Lituania (15,6%), Estonia (16,4%), Irlanda (16,7%), Malta (17,5%), Bulgaria (17,9%), Eslovaquia (18,3%) y República Checa (19,1%).

Dos personas entran en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo. Dos personas entran en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo.

Dos personas entran en una oficina del Servicio Andaluz de Empleo. / D. S.

"Esas diferencias reflejan diferencias en el nivel de vida, pero también ilustran la diversidad de los sistemas nacionales de protección social así como de las estructuras demográficas, económicas, sociales e institucionales propias a cada Estado miembro", señaló la oficina de estadística comunitaria.

Si se mide el gasto en protección social en por persona, que elimina las diferencias generales de precios entre los países, los datos de Eurostat "revelan grandes diferencias entre los Estados miembros".

Dejando de lado Luxemburgo, cuyas características particulares distorsionan el cálculo, según considera Eurostat, el país con un un mayor gasto por habitante fue Dinamarca, con 11.000 euros, lo que contrasta con Rumanía, en última posición, con 2.600. Para España el dato es de 6.300 euros.

La estadística comunitaria publicada ayer ofrece también datos sobre gasto en pensiones de jubilación, que representan de media el 45,2% del gasto social en la Unión Europea y suponen la primera partida "en casi la totalidad de los Estados miembros".

La proporción más alta se registró en Grecia, con un 65,4%, seguida de Italia y Portugal, ambas con 58,3% mientras que los que menos destinaron a ese concepto fueron Irlanda (32,9%), Luxemburgo (38,5%) y Alemania (39,1%), mientras que el dato para España fue del 49,8%, más de cuatro puntos por encima de la media general europea.

Por otra parte, los gastos de las administraciones públicas en temas como salud y discapacidad sumaron de media un 37% del gasto en protección social en la UE en 2015.

En los estados miembros este porcentaje varió del 26% de Chipre y Grecia, hasta más del 40% en Croacia (46%), Alemania y Países Bajos (ambos 43%), Reino Unido (41%) y Eslovaquia (40%), mientras que el dato para España fue del 34,5%, ligeramente por debajo de la UE.

Por último, la media de gasto social en prestaciones familiares fue del 8,6%, las destinadas al paro, del 4,8%; y las dedicadas a las exclusión social, del 4,1%. El porcentaje de gasto social de España en esas tres partidas fue del 5,3% (inferior a la media) en ayudas a la familia, del 9% en paro (superior) y del 1,4% (inferior) a la exclusión social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios