Los vuelos directos entre China y Taiwán se reanudan tras 60 años de ruptura

  • Los esperados viajes marcan el inicio de una nueva etapa de cooperación entre los dos países.

Tras sesenta años de enfrentamientos entre China y Taiwán, ambos han comenzado una nueva etapa de cooperación, materializada la reanudación de los vuelos regulares entre ambos y que se llevarán a cabo durante cuatro días, de viernes a lunes. El primero de ellos partió este viernes desde Beijing con destino Taipei con más de 250 pasajeros, que se mostraron felices de esta nueva apertura que permitirá a los turistas chinos visitar Taiwán en un paso adelante por conseguir los tres vínculos perseguidos: las conexiones postales, de mercancías y pasajeros.

Los conflictos entre China y Taiwán ocupan numerosos años de la historia y fueron los causantes de la ruptura entre los vuelos directos entre ambos hace ya sesenta años. No obstante, hoy se abrió una nueva página en su historia marcada por una nueva relación de cooperación que se inició con la reanudación de los vuelos regulares entre Beijing y Taipei y que ya han sido bautizados como de "fin de semana" puesto que operan entre cada viernes y lunes.

Así, 258 pasajeros fueron los encargados de estrenar esta nueva etapa y ocupar el primer avión con destino a Taipei a las 6.31 horas de la mañana de hoy (hora local). El vuelo partió desde la ciudad china de Guangzhou (al sur del país) y lo operó la compañía China Southern Airlines. A su llegada a Taipei, fue recibido con una ceremonia de bienvenida en la que no faltó el tradicional baile chino del león, así como el riego del avión con agua a su llegada a la isla.

Las autoridades de Taiwán se mostraban entusiasmadas con esta nueva conexión, de forma que Wang Yi, director de la Oficina para los Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado (el gabinete chino) aprovechó la ocasión para valorar el esfuerzo realizado tanto por Beijing como por Taipei. "Hemos hecho un gran esfuerzo para llegara este día, todos hemos dado mucho. Tenemos mucha confianza en que éste será un comienzo positivo, porque dejar que los turistas de la parte continental visiten Taiwán, y lograr los tres vínculos (las conexiones directas postales, de mercancías y pasajeros) está en línea con los tiempos actuales y es una aspiración común", afirmó.

Entre los pasajeros la alegría no fue menor, ya que ahora tienen la puerta abierta a conexiones directas entre China y Taiwán, lo que multiplica sus posibilidades tanto laborales como de ocio. "Puedo desayunar en casa en Taipei, volar a Shangai para trabajar y volver para cenar con mi familia", explicó emocionado Lee Maw-sheng, presidente de la Business Association de Shanghai en declaraciones a la agencia oficial china Xinhua, recogidas por otr/press.

En la misma línea, Shi Anwei, que estrenaba este vuelo por motivos turísticos, confesaba que "llevaba tiempo esperando visitar Taiwán y mi sueño se va a hacer finalmente realidad hoy. Estaba tan emocionada que no pude dormir anoche".

En total, fueron 760 los pasajeros que, distribuidos en 26 grupos turísticos aterrizaron en la isla desde varias ciudades chinas como Beijing y Shanghai. Para ello, seis compañías operan desde la China continental y cinco de Taiwán para controlar los 18 vuelos diarios que operaron en este primer día de comunicación directa entre Beijing y Taipei.

Relaciones económicas

De esta forma, no sólo se multiplican las posibilidades de los ciudadanos, sino que la economía de la isla se verá impulsada de forma importante. De hecho, los enfrentamientos mantenidos la habían perjudicado, pero ya ha comenzado a mostrar signos de recuperación, de forma que el dólar taiwanés en la moneda asiática que más se ha revalorizado en lo que va de año, un 6,8 por ciento frente al dólar.

De alguna manera, este cierto aperturismo del gigante chino se debe a la acción del líder del Kuomingtang (KMT), Ma Ying-jeou, que desde su llegada a la presidencia en mayo ha defendido el 'status quo' pero con una ligera mejora de las relaciones, principalmente las económicas, con China.

Sin embargo, la otra cara de la moneda la protagonizará Hong Kong, que no queda en demasiada buena posición con esta recuperación de los vuelos, de forma que su departamento de Turismo ya ha calculado que perderá unos 15 millones de euros anuales puesto que el viaje directo entre China y Taiwán supone que los turistas no tengan que pasar antes por otro destino, que solía ser Hong Kong.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios