La crisis arrastra ahora a Ryanair

  • La aerolínea irlandesa de bajo coste deja de operar de forma temporal en Mallorca y Valencia · Tras los despidos, Spanair sopesa eliminar cinco bases, incluida la de Málaga

Spanair, que el miércoles anunció 1.100 despidos y la cancelación de nueve rutas, no es la única aerolínea en problemas por la crisis económica y la carestía del petróleo. Ryanair, compañía irlandesa de bajo coste, comunicó ayer el cese temporal de su actividad en Palma de Mallorca, así como el cierre de su base de operaciones en Valencia. La aerolínea atribuye los motivos del cierre a los elevados costes en el aeropuerto de Palma, que "pesan más que el ingreso potencial que los pasajeros están preparados para pagar".

En el caso de Baleares, la medida supondrá que dejará de operar a partir del 4 de noviembre un total de 372 vuelos, lo que afectará a 56.000 pasajeros. Respecto a Valencia, desde esa misma fecha y hasta el 19 de diciembre, la compañía dejará en tierra dos aviones y cancelará 504 vuelos. Entre los motivos argumentos por la empresa para adoptar esta decisión figuran la "falta de apoyo de la Administración" y los "altos gastos" del aeropuerto de Manises, "de los más caros de España".

La aerolínea irlandesa también atribuye sus bajos beneficios a la subida del barril de petróleo, junto a la pérdida de pasajeros, sobre todo en los meses de invierno, cuando disminuye el tránsito de viajeros. Como compensación, Ryanair incrementará desde el 26 de octubre el número de frecuencias en la ruta Madrid-Gerona, que pasará de una a tres diarias.

Tras anunciar los despidos, la otra aerolínea en crisis, Spanair, estudia ahora la viabilidad de sus siete bases operativas (Madrid, Barcelona, Las Palmas, Tenerife, Bilbao, Palma de Mallorca y Málaga) por los elevados costes de mantenimiento. Según denunció ayer el sindicato Sitcpla, la compañía sopesa mantener sólo las de Barajas y El Prat, lo que implicaría, en Andalucía, la conversión de la de Málaga en un simple "centro de trabajo".

Y es que la crisis aprieta. Tras la debacle de Delta Airlines (4.687 millones de pérdidas en el primer semestre), Continental Airlines también anunció ayer un agujero de 53 millones en ese periodo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios