La crisis podría agravarse más en EEUU y disparar su paro por encima del 10%

  • Dos colaboradores del presidente electo Barack Obama indican que la economía norteamericana puede estar "un billón de dólares por debajo de su capacidad plena", afectando gravemente a los ingresos de las familias

Dos colaboradores del presidente electo Barack Obama indicaron hoy que es probable que la situación económica de Estados Unidos se deteriore aún más y el desempleo pase del 10 por ciento.

"Muchos expertos creen que el índice de desempleo podría llegar al 10 por ciento hacia fines del año próximo", señaló el ex secretario del Tesoro Lawrence Summers, a quien Obama ha designado como director del Consejo Económico Nacional.

"Nuestra economía podía estar en 1 billón de dólares por debajo de su capacidad plena, lo cual se traduce en una pérdida de ingreso de más de 12.000 dólares para una familia de cuatro", escribió Summers en una columna que publica el diario The Washington Post.

Summers repitió los planes de Obama para gastos en obras gubernamentales, incluidos los fondos para mejoramiento y actualización de las infraestructuras, y el avance de la tecnología ambiental, pero restó importancia al estímulo directo a los consumidores.

En EEUU el gasto de los consumidores representa alrededor del 67 por ciento de la actividad económica. En febrero pasado el Congreso aprobó y el presidente George W. Bush promulgó una devolución de impuestos por 150.000 millones de dólares a unos 130 millones de contribuyentes con la esperanza de estimular su gasto.

La mayor parte de los beneficiarios de ese reembolso usó el dinero para pagar deudas y en el tercer trimestre la economía de EEUU tuvo una contracción del 0,5 por ciento, la primera desde la recesión de 2001.

"Algunos argumentan que, en lugar de que intentemos la creación de empleos junto con la inversión en un crecimiento a largo plazo, deberíamos concentrarnos exclusivamente en las políticas de corto plazo que generen gasto de los consumidores", señaló Summers.

"Pero ése es el enfoque que nos ha llevado a algunos de los problemas que hoy tenemos, y es un enfoque que debemos rechazar si queremos fortalecer a nuestra clase media y a nuestra economía a largo plazo", añadió.

Por su parte David Axelrod, quien dirigió la campaña electoral de Obama y será su asesor en la Casa Blanca, dijo que los programas económicos del nuevo gobierno "se planifican de manera que dejen una huella perdurable".

Obama, dijo Axelrod en una presentación en la televisión, todavía no ha decidido qué hará con las reducciones de impuestos aplicadas por el gobierno del presidente George W. Bush, las cuales según muchos demócratas han favorecido a los más acaudalados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios