Los convocantes insisten en la huelga pese a la normalidad en las carreteras

  • La división se acentúa: unas organizaciones anulan los paros y otras amenazan con "acciones sorpresa" · Incidentes aislados se saldan con 20 detenciones

Fenadismer y Confedetrans, las dos organizaciones convocantes de la huelga del transporte por carretera, se aferran a los paros pese a haber perdido en las carreteras casi toda la fuerza demostrada hasta el jueves. Sin aceptar el acuerdo puesto sobre la mesa por Fomento, la primera de ellas reiteró ayer que mantiene la protesta indefinida y acusó al Gobierno de "confundir a la opinión pública" y, en particular, a los transportistas sobre su representatividad. Fenadismer discrepa de la cifra que el Ejecutivo ofreció cuando subrayó que las organizaciones que aceptaron sus condiciones engloban al 88% del sector.

A juicio de estaa asociación, la crisis del gasóleo afecta exclusivamente a los empresarios titulares de vehículos de transporte, "y no a empresas auxiliares que operan en el sector, que no son titulares de vehículos de transporte, sino que se dedican a la comercialización del transporte que otros ejecutan", y que son las que han negociado y pactado con Magdalena Álvarez.

La división en el sector quedó patente ayer: mientras Astac anunciaba el fin del paro en Cataluña, la Plataforma para la Defensa del Transporte por Carretera lanzaba un "ultimátum" al Gobierno y anunciaba "acciones drásticas y por sorpresa" desde hoy si no se convoca una nueva ronda de diálogo.

Mientras tanto, el hecho de que Interior haya permitido este fin de semana el tráfico de camiones de mercancías como medida excepcional (está prohibido) para compensar los retrasos ocasionados por la huelga ha permitido que poco a poco los mercados vuelvan a la normalidad. En la mayoría de los casos la cantidad de género es la habitual, así como la entrada y salida de vehículos. Sin embargo, en la calle los ánimos no están del todo calmados, ya que se ayer aún se registraron una veintena de detenciones (la mayoría en Galicia) por agresiones. Frente a esos sucesos, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, insistió en que se actuará "con contundencia" contra los hechos delictivos.

Salvo los altercados mínimos, la normalidad reina en las carreteras y en la distribución. Mercabarna abría sus puertas de manera excepcional, como los mayoristas de Valencia o Madrid. Quienes piden ahora tranquilidad son las asociaciones de consumidores para que los precios vuelvan a sus niveles normales al superarse los riesgos de desabastecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios