El consumo de electricidad crece al ritmo más bajo de los últimos 15 años

  • La crisis reduce el alza de la demanda al 1% en 2008 según datos adelantados de Red Eléctrica, el nivel más bajo desde la anterior contracción económica de 1993

El consumo anual de electricidad es uno de los termómetros más fiables para observar la salud de la economía de nuestro país. Y ello porque en España, a diferencia de otros países europeos que crecen económicamente aunque su consumo de luz se mantenga o incluso se reduzca, la demanda de energía fluctúa al alza o a la baja imitando a la curva del PIB. Y 2008 no ha sido una excepción, según los datos adelantados del mapa eléctrico nacional ofrecidos ayer por Red Eléctrica de España.

La contracción de la actividad se ha traducido en que el año acabará con un alza de la demanda de electricidad del 1%. Esta cifra, según los registros de REE, es la más baja desde la crisis de principios de los años noventa -en concreto, desde que el consumo cayó en 1993 un 0,35% respecto al ejercicio anterior-.

En números absolutos, España habrá consumido 263.961 gigavatios/hora hasta final de este año. El contraste con los años inmediatamente anteriores es igualmente significativo, ya que la demanda de electricidad creció siempre por encima del 3% en los últimos cuatro ejercicios.

Respecto al reparto de la potencia instalada para generar electricidad entre las diferentes tecnologías, pocas variaciones aunque muy significativas. En capacidad total, España dispone de casi 90.000 megavatios, un 5% más que a cierre de 2007, alza que se sustenta sobre todo en el boom las renovables.

En primer lugar, la eólica (España es el tercer mercado mundial de este sector, tras Alemania y EE UU) incrementa su capacidad un 12,6%, hasta 15.576 Mw, tras instalar 1.739 Mw más. Junto a ella, la solar aporta otros 1.416 nuevos Mw con un espectacular alza del 212%. Este fortísimo incremento se debe al vencimiento, a final de septiembre pasado, del sistema de primas para la solar fotovoltaica, que provocó un sprint para instalar parques y acogerse a las tarifas anteriores en lugar de las que las sustituyen desde octubre. Un acelerón no exento de polémica, ya que el Gobierno está investigando posibles fraudes en la inscripción de parques para acogerse al anterior decreto.

En cuanto a la cobertura de esa demanda, las centrales de ciclo combinado (usan gas natural como combustible) confirman su liderazgo ya que soportan el 32% (desde el 25% de 2007), en detrimento del carbón, que rebaja su cuota ocho puntos hasta el 16%. La eólica crece un punto, hasta el 11%, la hidráulica aporta el 7% (tres puntos menos) y la nuclear se mantiene en el 20%.

20%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios