Zapatero confía en que la creación de empleo se recuperará desde marzo

  • El presidente se muestra optimista sobre los efectos del plan de inversión municipal de 8.000 millones que impulsa el Gobierno · El PP alerta del aumento del déficit y critica la falta de reformas de calado

Comentarios 2

El Gobierno quiere que los datos del paro, que cifran el desempleo en casi tres millones de parados a cierre de noviembre según el INEM, dejen de darle disgustos mes a mes a partir de primavera. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero mostró su voluntarismo ayer en el Congreso al asegurar que el plan de inversión municipal de 8.000 millones de euros que se distribuirá por todos los ayuntamientos de España, unido al resto de medidas de apoyo a las familias y de aceleración de la inversión pública, permita que "desde marzo o abril" se recupere la senda de la creación de empleo "en un volumen estimable".

Con este augurio, el Ejecutivo muestra su confianza en que la anhelada recuperación económica que se producirá en la segunda mitad del próximo año -según la mayoría de los organismos internacionales- se vea precedida por una reacción positiva del mercado laboral. En relación con ese plan de inversión municipal, Zapatero detalló que 71 ayuntamientos han presentado ya 220 proyectos para acogerse al fondo estatal, iniciativas que suman 140 millones de euros y permitirían la creación de 3.750 empleos.

El jefe del Ejecutivo añadió que es ahora cuando las medidas anticrisis -en concreto, los 33.000 millones de inversión pública que recogen los Presupuestos del Estado aprobados ayer, que incluyen ese fondo municipal de 8.000 millones- están "entrando en vigor de manera efectiva", y que "desplegarán sus efectos fundamentalmente a partir del mes de enero", en particular "a mediados del primer trimestre".

Además, ha hecho especial hincapié en la necesidad de que las medidas adoptadas para apoyar a las entidades financieras y las recientes reducciones de los tipos de interés oficiales redunden en una mejora "significativa" de las condiciones de crédito. Según ha recordado, todos los Gobiernos de la UE quieren que los nuevos flujos de liquidez lleguen de forma efectiva a las empresas y a las familias, y "así lo está haciendo" su Ejecutivo.

Para el PP, el Gobierno está "usando la UE como coartada" buscando lanzar planes coordinados con el fin de paliar los efectos de la crisis financiera. Por ello, el líder de este partido, Mariano Rajoy, exigió a Rodríguez Zapatero que busque una receta propia para superar la crisis económica y no se escude en "la coordinación europea" para promover una política basada en el "aumento del gasto" y el "endeudamiento sin límites". "Yo me temo que España a final del 2009 estará en un déficit mucho más alto del 4%", aseguró. Y es que Zapatero había asegurado previamente que las medidas van a suponer aumentos "apreciables del déficit público. No obstante, aseguró que se retomarán los objetivos presupuestarios "en cuanto lo permita la recuperación económica".

"Hay que aprovechar el dinero y destinarlo no a poner parches en el flotador del Gobierno, sino a modernizar nuestro modelo económico", insistió Rajoy, en alusión a la necesidad de acometer reformas estructurales. También lamentó que no se sepa qué sectores sustituirán al consumo y la construcción como motores de la economía española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios