Van Rompuy renuncia a los eurobonos y aplaza al menos dos años el fondo que pagará el paro

  • El plan del presidente del Consejo Europeo representa un triunfo para las tesis de Alemania

El presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, publicó ayer su hoja de ruta -con medidas concretas y calendario- para corregir los defectos estructurales de la Eurozona y garantizar la irreversibilidad del euro. Su propuesta renuncia a los eurobonos y retrasa hasta dentro de dos años la creación de un presupuesto para la Eurozona, que podría pagar la prestación por desempleo de los países en crisis.

El plan de Van Rompuy -elaborado conjuntamente con los presidentes del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi; del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker; y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso- representa un triunfo de la postura de Alemania, que rechaza cualquier tipo de mutualización de la deuda, frente a Francia, España y la Comisión.

De hecho, la hoja de ruta renuncia también a uno de los tres pilares considerados fundamentales para construir una unión bancaria: la creación de un sistema común de garantía de depósitos, una iniciativa que Berlín también rechaza. El plan será debatido y aprobado en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los 27 que se celebra en Bruselas la próxima semana. La puesta en marcha de un presupuesto propio para la Eurozona se retrasa hasta "después de 2014", en la tercera fase de la hoja de ruta. El objetivo de este presupuesto será doble, promover reformas estructurales y facilitar la absorción de crisis que afectan sólo a uno o a varios Estados miembros a través de un mecanismo de seguro central. Sin embargo, Van Rompuy todavía no se pronuncia sobre la dotación de este presupuesto, que estará al margen de las perspectivas financieras que cubren al conjunto de la UE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios