Turismo apoya un modelo de crecimiento sostenible para mejorar la convivencia

  • El consejero asegura que la 'turismofobia' no es un problema y apuesta por la gestión, planificación y normativa ante este fenómeno

Varias turistas haciendo compras en la ciudad en la que se encuentran de vacaciones. Varias turistas haciendo compras en la ciudad en la que se encuentran de vacaciones.

Varias turistas haciendo compras en la ciudad en la que se encuentran de vacaciones.

El consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, defendió ayer en el Parlamento autonómico que el modelo de crecimiento turístico basado en la sostenibilidad que se está aplicando en Andalucía y que propicia una mejor distribución territorial y temporal de los flujos de viajeros con respecto a otros destinos, representa la mejor fórmula para facilitar la convivencia entre turistas y residentes.

Fernández explicó el posicionamiento del Gobierno andaluz respecto a la denominada turismofobia y a los ataques que se han producido este verano contra infraestructuras turísticas en algunas zonas de varias ciudades, y aseguró que en Andalucía este fenómeno "no es un problema en la actualidad" por la propia singularidad del destino y las políticas que se vienen aplicando en la materia.

El consejero, que señaló que el turismo es "muy sensible" y que "cualquier elemento distorsionador altera su desarrollo", subrayó la importancia de esta industria para la región, por su aportación a la generación de riqueza y de empleo y sus beneficios para la población local, y apeló a la "responsabilidad" de todos y a la concienciación de la sociedad "para no generar una alarma inexistente y claramente innecesaria".

Fernández incidió en que las características de Andalucía, con una superficie de 87.000 metros cuadrados o la variedad de recursos que ofrece, hacen que la distribución de viajeros no sea comparable a otros lugares como Baleares, con mucha menor extensión; o Barcelona, que recibió en 2016 en un solo puerto 2,7 millones de cruceristas, frente a los 900.000 que acogió el destino regional distribuidos en siete. Además, el consejero recordó que los planes y acciones dirigidas a equilibrar los flujos y a luchar contra la estacionalidad "están dando resultados positivos", de modo que ningún destino andaluz "soporta una presión turística extrema" y reiteró que el desarrollo de este modelo de crecimiento sostenible en el sector es "clave" para "evitar en nuestra comunidad fenómenos como la 'turismofobia'".

Asimismo, como resultados concretos, señaló que, aunque dos provincias del litoral -Málaga y Cádiz- acaparan en torno a la mitad de turistas que llegan a la comunidad, gracias a estas políticas de diversificación otros destinos andaluces están registrando resultados muy positivos, con crecimientos de más del 17% de las pernoctaciones en julio en Jaén. No obstante, reiteró que "hay que seguir trabajando para que nuestro turismo siga creciendo de forma sostenible y que la riqueza que genere se traduzca no sólo en beneficio empresarial sino en rentabilidad económica y social", para lo que apostó por la planificación, la gestión adecuada de los recursos y por el desarrollo normativo para evitar fenómenos como la turismofobia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios