Trichet alerta sobre una posible subida de los tipos de interés en julio

  • El presidente del Banco Central Europeo anuncia que en la próxima reunión se podría decidir una aumento de 25 puntos básicos.

Comentarios 10

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, admitió hoy que los riesgos para la estabilidad de precios "se han incrementado más" y advirtió de que la institución mantiene un grado de "alerta máxima", por lo que se podría decidir una subida de tipos de pequeña proporción (25 puntos básicos) en la próxima reunión con el objetivo de anclar las expectativas de inflación y prevenir la materialización de efectos de segunda ronda.

"Una parte del consejo pensaba en la necesidad de subir los tipos de interés, mientras que otra parte pensaba que es necesario subir los tipos, pero más tarde, y algunos consideraban que no es necesario", dijo Trichet, quien anticipó que en la próxima reunión del Consejo del BCE, tras analizar la situación, "es posible, aunque no seguro, que se suban los tipos en una pequeña cantidad".

En la rueda de prensa posterior a la reunión del BCE, en la que el Consejo de Gobierno de la entidad decidió "por consenso" mantener los tipos de interés en el 4%, el banquero reiteró el carácter "prioritario" de mantener la estabilidad de precios y lograr el anclaje de las expectativas de inflación, para proteger a los ciudadanos más pobres y vulnerables de la eurozona.

Asimismo, el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro reconoció que la inflación acumula 7 meses por encima del 3% y que se mantendrá por encima del objetivo de estabilidad (ligeramente inferior al 2%) por un periodo más prolongado de lo previsto inicialmente y que no se situaría por debajo del 3% hasta el próximo año.

Por otro lado, Trichet volvió a hacer hincapié en la preocupación de la institución por la materialización de efectos de segunda en materia salarial y en el sector servicios y reiteró que el BCE observa con atención la negociación salarial en aquellos países que vinculan salarios e IPC.

Asimismo, advirtió de los riesgos procedentes del encarecimiento de la energía y de los alimentos, así como por las subidas de impuestos indirectos y tasas administrativas, y por el establecimiento de precios en sectores con escasa competencia, como el sector servicios.

Mejora la previsión del PIB, pero empeora la de la inflación

Por otro lado, el presidente del BCE subrayó que los fundamentos económicos de la eurozona "son sólidos" y destacó que el crecimiento de la economía del bloque en el primer trimestre de 2008 se situó "bastante por encima de lo previsto" gracias a varios elementos temporales, por lo que apuntó que este buen dato debería verse compensado en los siguientes trimestres.

Asimismo, Trichet indicó que los economistas del BCE han mejorado sus previsiones de crecimiento para la zona euro que ahora se sitúan en un rango de entre el 1,5% y el 2,1% para 2008, y entre el 1% y el 2% en 2009, en la parte alta de las estimaciones publicadas en marzo.

Sin embargo, el banquero francés indicó que desde el punto de vista de la inflación, los especialistas de la institución ahora pronostican que la inflación armonizada media anual se situará entre el 3,2% y el 3,6% en 2008, para moverse entre el 1,8% y el 3% en 2009, lo que supone un "marcado incremento" como reflejo del encarecimiento del petróleo, de los alimentos y de algunos precios en el sector servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios