Toxo vence a Fidalgo y se hace con la Secretaría General de CCOO

  • Ignacio Fernández Toxo logra 512 votos frente a los 484 de José María Fidalgo, que optaba a la reelección al frente del sindicato.

Ignacio Fernández Toxo se ha convertido en el nuevo secretario general de CCOO al recibir 512 votos a favor, frente a los 484 conseguidos por José María Fidalgo. Fernández Toxo impide con su victoria que Fidalgo repita por tercera y última vez (hubiera sido un mandato extraordinario) en la dirección de CCOO.

En cuanto a la Comisión Ejecutiva, la lista de Toxo fue respaldada por 509 votos, mientras que la de Fidalgo obtuvo 488 papeletas. Toxo también ha vencido a Fidalgo en las votaciones para las Comisiones de Garantía y de Control y Finanzas, que en ambos casos tuvieron el mismo resultado: 516 votos para Toxo y 480 para Fidalgo.

Toxo se convierte desde en el cuarto secretario general que ha tenido CCOO desde su creación: el primero fue Marcelino Camacho, el segundo Antonio Gutiérrez y el último Fidalgo.

En este Congreso, que finaliza este sábado, la lucha por la Secretaría General ha estado muy reñida hasta el último momento, ya que Toxo era el secretario de Acción Sindical de Fidalgo y, por tanto, número dos del sindicato. Así, en los dos momentos que se han reflejado los apoyos previos de uno y otro las diferencias no han sido abultadas. En el caso de los avales que refrendaron la presentación de cada una de las candidaturas, Toxo obtuvo la firma de 497 de los 1.001 delegados, mientras que Fidalgo logró 483.

Asimismo, el informe de gestión de Fidalgo de los últimos cuatro años de mandato -2004 a 2008- fue respaldado por 547 (el 55,6 por ciento) de los 983 delegados que votaron, mientras que lo rechazaron 198 (el 20,1 por ciento) y se abstuvieron 238 (el 24,4 por ciento). Por tanto, frente al 55,6 por ciento de los delegados que dieron su sí a la gestión de Fidalgo, se opusieron y abstuvieron el 44,5 por ciento.

No es la primera vez que los caminos de Fidalgo y Toxo se cruzan. En 1999, cuando se estaba decidiendo el sustituto de Antonio Gutiérrez, Toxo anunció que él también era candidato, pero al final decidió retirarse pocos días después.

En esta ocasión, Toxo ha decidido enfrentarse a Fidalgo para acabar con la exclusión que desde la dirección se ha aplicado, en su opinión, a las distintas corrientes existentes en el sindicato. Para Toxo "vale la pena" hacer un esfuerzo para que no existan "zonas de exclusión" y "corralitos" desde los que se "margina" la pluralidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios