El Tesoro supera las tensiones y coloca 3.890 millones en letras a tipos más bajos

  • El organismo vuelve a sobrepasar su objetivo de emisión y la demanda roza los 10.000 millones de euros.

El Tesoro Público ha superado las tensiones surgidas en los mercados los últimos días por la crisis política en Italia y ha colocado 3.890,09 millones en letras a 12 y 18 meses a tipos más bajos que en la anterior ocasión (octubre). El organismo ha superado sus expectativas, ya que inicialmente esperaba captar entre 2.500 y 3.500 millones. La demanda, por su parte, ha sido alta y se situado en el entorno de los 10.000 millones de euros.

En concreto, el Tesoro ha colocado 2.385,21 millones en letras a 12 meses con una demanda que ha rozado los 6.000 millones, de forma que las peticiones han superado en 2,5 veces lo emitido (2,1 veces en la anterior ocasión). Los tipos de las letras a 12 meses han flexionado a la baja, puesto que el interés medio ha pasado del 2,797% de octubre al 2,556% actual, mientras que el marginal ha pasado del 2,850% al 2,650%.

Por otro lado, el organismo ha emitido 1.504,88 millones en letras a 18 meses con una demanda de más de 4.000 millones de euros. Así, las peticiones de los inversores han sobrepasado en 2,7 veces lo finalmente colocado (5,7 veces en la subasta de octubre). En este caso, los tipos también se han moderado, ya que el interés medio ha pasado del 3,034% de la última subasta al2,778% actual, mientras que el marginal se ha quedado en el 2,888% frente al 3,077% de octubre.

En cualquier caso, el organismo ha superado la primera prueba después de que el primer ministro italiano, Mario Monti, anunciara su intención de dimitir después de aprobar los Presupuestos, una noticia que provocó el lunes escaladas en la prima de riesgo italiana y la española.

Este martes, la prima de riesgo española se situaba por encima de los 430 puntos en la apertura de los mercados y bajaba a 425 puntos poco antes de celebrar la subasta. Tras conocer el resultado de la emisión, se movía en el entorno de los 420 puntos básicos.

Un buen resultado

La colocación del Tesoro manda una buena señal a los inversores y borra así el resultado de la última subasta, en la que el organismo no logró convencer a los mercados al no superar sus objetivos de emisión. En aquella ocasión (5 de diciembre), el organismo colocó 4.250 millones en bonos a medio y largo plazo, la demanda se mantuvo fuerte y los tipos bajaron ligeramente, pero no fue suficiente para los inversores, que esperan que el Tesoro supere sus objetivos como ha hecho los dos últimos meses.  

El Gobierno, sin embargo, sostiene que prefiere no forzar las subastas para evitar tensiones en los tipos, ya que el Tesoro ya ha obtenido toda la financiación que necesitaba para este año y las subastas de noviembre y diciembre están adelantando financiación de 2013.

A pesar de haber cerrado la financiación de este año, el organismo aún celebrará dos subastas más en 2012. La prima de ellas será de bonos y obligaciones y se celebrará el próximo jueves. Con ella, el Tesoro espera obtener entre 1.000 y 2.000 millones de euros. Finalmente, el organismo se someterá una vez más al escrutinio de los mercados la semana que viene, con una emisión de letras a 3 y 6 meses, un papel que no emite desde el pasado 27 de noviembre. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios