Solbes tacha el impacto del fraude de "poco relevante"

  • Economía estima en 38 millones la cuantía arriesgada por nueve fondos de pensiones y tres aseguradoras y avisa del problema de credibilidad de la banca

Ante la intranquilidad de lo desconocido, la certeza de las cifras. El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, saltó ayer a la palestra para moderar el temor a un nuevo golpe en la ya maltratada economía nacional y cifró en apenas 38 millones de euros el impacto de la estafa Madoff en las tres aseguradoras y nueve fondos de pensiones de España afectadas -hasta el momento- por la estafa destapada en Wall Street.

La cantidad, enfatizó el ministro, es pequeña en comparación con el dinero que mueve la economía española. Así lo manifestó en una rueda de prensa conjunta con el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, después de una reunión en el Banco de España. Solbes consideró que el impacto en España 'no es un tema preocupante' y explicó que de los 38 millones, 2 millones corresponden a las inversiones de un total de tres compañías de seguros y 36 a nueve fondos de pensiones, por lo que representan sólo en 0,04% de la cifra total de los fondos de pensiones existentes en el país.

Solbes consideró que se trata de un nuevo fenómeno que demuestra que el sistema está fallando en algunos países, sobre todo en lo que se refiere a la supervisión y al control que se debe aplicar a ciertas operaciones, y que sobre todo daña a la confianza de los agentes económicos en el mismo. 'Es evidente que no es bueno, no ayuda la confianza ni a nivel mundial ni español', indicó Solbes, que no supo cuantificar el impacto de la estafa en los ciudadanos y que sí adelantó que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) está llevando a cabo una investigación sobre la estafa.

Fernández Ordóñez calificó de 'mínimo' el impacto que tendrá la presunta estafa de Madoff sobre el sector financiero español y precisó que 'en España importa lo que afecta a las cuentas de resultados de los bancos y lo que conocemos hasta ahora no es importante'. En este sentido, consideró que habría que revisar los fallos en el sistema de supervisión, si bien dijo que aún es pronto para evaluarlos.

Strauss-Kahn lamentó que EEUU no esté sometido a las evaluaciones del sector financiero que lleva a cabo el FMI y tiró de ironía cuando se confesó 'sorprendido' por el supuesto fraude al asegurar que 'la sorpresa no es que haya ladrones, sino saber dónde está la policía'. 'El problema -añadió- no es sólo tener nuevas reglas sino tener un sistema para ver si en cada país estas reglas se aplican. La forma de hacerlo es lo que llamamos FSAP [programas de evaluación del sector financiero que llevan a cabo el FMI y el Banco Mundial]'. 'No me equivoco si digo que si se hubiera aplicado el FSAP en EEUU, las subprimes o los defectos del sistema de regulación habría sido detectado', dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios