Solbes afirma que hará un seguimiento para que el crédito se traslade a empresas y familias

  • Cree que el Euríbor seguirá bajando y se muestra a favor de las fusiones en la banca si son para hacer frente a la crisis

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, afirmó este martes que una vez inyectada liquidez al sistema financiero, lo que hay que hacer ahora es garantizar que el crédito facilitado se traslada a familias y empresas, para lo que el Ejecutivo realizará un seguimiento, aunque confió en que bancos y cajas transfieran estos recursos. 

En el transcurso de su intervención en el 'Foro Cinco Días', Solbes adelantó que la tercera subasta del Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) se celebrará a mediados del mes de enero y la cuarta "no más tarde" de la primera semana del mes de febrero. 

Solbes explicó que mañana se reunirá el Consejo Rector del FAAF para definir las condiciones de las dos próximas subastas, con las que el Gobierno cierra "en cierta manera" el círculo de actuaciones para inyectar liquidez en el sistema financiero.

El vicepresidente económico resaltó el "buen funcionamiento" del FAAF, frente al escepticismo que demostraron algunos tras la celebración de la primera subasta, y aseguró que el Ejecutivo siempre ha confiado en este instrumento. "Sólo hacía falta darle un poco más de tiempo", indicó. 

Consideró que la valoración "debe ser positiva", ya que el sistema de subastas ha sido "perfectamente asimilado" por las entidades, las pujas han reflejado la dispersión de tipos, el sistema ha proporcionado una eficiente asignación y permite cumplir el compromiso de que no suponga coste para el contribuyente.

Según el vicepresidente económico, el plan de apoyo a la liquidez, que no debe ser entendido como un plan de ayuda al sector, persigue el objetivo de resolver un problema fundamental, que es dotar al sistema de recursos para que puedan prestar a empresas y familias.

"No saquemos la conclusión de que los bancos están encantados manteniendo el dinero en sus cajas", indicó Solbes, para quien el crédito llegará en función de la política que aplique cada entidad y siempre que exista cierta demanda. "Analicemos las cosas con rigor, una vez que se dispongan esos recursos, habremos mejorado las capacidades de las entidades", indicó.

El Euríbor seguirá bajando

Según Solbes, tras las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo cabe empezar a pensar que el interbancario está funcionando, aunque reconoció que las cosas, hasta ahora, han evolucionado de una forma "atípica", como el propio comportamiento del Euríbor, que no se ha comportado igual que otros tipos de interés. 

"Hay ciertos elementos importantes para ser analizados", indicó Solbes, tras aventurar que aún hay margen para que siga bajando el Euríbor gracias, en parte, a los últimos recortes de tipos de interés acometidos por el Banco Central Europeo (BCE).

No obstante, recordó las palabras del presidente del BCE, Jean Claude Trichet, que aseguró que si el crédito no se empieza a trasladar a familias y empresas desde las entidades financieras, no tendrá sentido seguir bajando los tipos.

Además, recordó la nueva fórmula que ha puesto en marcha el BCE para llevar a cabo operaciones de 'clearing interbancario', algo que, según Solbes, podría aportar más tranquilidad al sistema.

Fusiones en la banca

En cuanto a las líneas del Instituto Oficial de Crédito (ICO), Solbes aseguró que el Gobierno las "sigue con gran detalle" y confió en que el objetivo básico que persiguen, recuperar la confianza en los agentes, se vaya consiguiendo "poco a poco" para que sólo la solvencia determine la concesión de créditos. 

Preguntado por la valoración que le merecen las concentraciones en el sector financiero, Solbes aseguró que no es "favorable ni contrario", aunque admitió que la concentración puede ser una solución. "Si es así, soy totalmente favorable", indicó.

Consideró que la concentración puede mejorar las entidades, hacerlas más "sanas" e incrementar su potencial de cara al futuro y que si no es así, se hará "un mal negocio" porque la concertación por sí misma "no resuelve los problemas". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios