Solbes admite que las previsiones del Gobierno están "desactualizadas"

  • El ministro de Economía reconoce que la crisis mermará los ingresos previstos en los presupuestos de 2009, pero dice que éstos son los "adecuados" y no prevé retocarlos

El vicepresidente segundo del Gobierno, y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, reconoció ayer que el agravamiento de la crisis internacional ha provocado que las previsiones de crecimiento de la economía realizadas por el Gobierno estén "desactualizadas". En el debate sobre los vetos a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009 en el Pleno del Senado, Solbes subrayó que ningún país altera sus presupuestos cada vez que revisa sus previsiones macroeconómicas y que tampoco renuncia a ellos a la espera de una mayor estabilidad.

En este contexto, asumió que la evolución económica afectará a las previsiones de ingresos que sirvieron de base a los presupuestos de 2009 y al déficit previsto para el próximo año. Si bien insistió en que la evolución económica supondrá un "incremento significativo" del déficit público, en 2008 y 2009, también aseguró que estas alzas son "coherentes" con los compromisos del Pacto de Estabilidad.

En este sentido, subrayó que la "rigurosa política presupuestaria" de los últimos años permite ahora una situación de "relativa holgura" para afrontar la crisis, así como que una parte importante del déficit que se genere sea "puramente coyuntural", provocado por las medidas "excepcionales, inmediatas y específicas que se han adoptado, y que no ponen en peligro la sostenibilidad de las cuentas públicas".

El vicepresidente señaló que el Gobierno ha asumido un importante esfuerzo de austeridad, con un exhaustivo análisis de los programas de gasto para reducirlo al máximo donde se podía. Y reiteró que el Ejecutivo dispone de un margen de maniobra "ciertamente" reducido para elaborar los presupuestos, ya que sólo tiene capacidad real de gestión sobre el 37% del gasto no financiero.

Solbes insistió en que las cuentas no son sólo plenamente válidas, pero sí las adecuadas para afrontar el próximo año. Además, recordó que el Gobierno ha reaccionado con rapidez adoptando medidas para mitigar los efectos de la crisis para aportar certidumbre a los mercados financieros y contribuir a paliar el deterioro de la economía real y el empleo. Asimismo, subrayó que más del 90% de las entidades de crédito que cumplían los requisitos han solicitado avales a sus operaciones de financiación, medida gubernamental dotada con 100.000 millones de euros.

El ministro señaló que los PGE fueron elaborados cuando ya se conocía el "umbral de la crisis" y que establecieron unas prioridades que hoy tienen mayor vigencia que en aquel momento porque pretenden contribuir a la recuperación económica, crear futuro con apoyo a políticas productivas, proporcionar seguridad y protección a los más perjudicados.

Por último, resaltó la necesidad de mantener la confianza en la capacidad de recuperación de la economía en un momento de incertidumbre como el actual, porque España dispone de una gran potencial pasa superar esta etapa. "Siempre hemos salido fortalecidos de las crisis porque las hemos afrontado con determinación, políticas adecuadas y un amplio consenso económico, también saldremos más fuertes de ésta", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios