Ryanair cerrará un mes su base en Valencia por "falta de apoyo local"

  • La decisión supondrá la cancelación de 504 y la reducción del tráfico del aeropuerto en 80.000 pasajeros.

Comentarios 4

La línea aérea Ryanair anunció este jueves el cierre temporal de su base de Valencia desde el domingo 4 de noviembre al viernes 19 de diciembre, lo que implicará el mantenimiento en tierra de los dos aviones de la compañía existentes en el aeropuerto y la cancelación de 504 vuelos. Entre los motivos argumentados por la empresa para adoptar esta decisión figuran la "falta de apoyo de la Administración local ni de las autoridades de turismo" y los "altos gastos" en el aeropuerto de Manises, que se encuentran "entre los más caros de España".

Ryanair estima que el tráfico en el aeropuerto de Valencia se reducirá en 80.000 pasajeros como consecuencia de estas cancelaciones. Así, durante el período de cierre de la base los vuelos se reducirán desde los 136 actuales hasta 52, que llegarán al aeropuerto de Manises procedentes de otras bases de Ryanair. "La pérdida de este tráfico de pasajeros costará a la autoridad del aeropuerto la pérdida de ingresos comerciales por el turismo perdido de unos ocho millones de euros, así como la destrucción de 80 empleos", resaltó la compañía.

Desde la línea incidieron en que la decisión de cerrar su base en Valencia y cancelar estos vuelos en el aeropuerto se debe a que "no ha recibido ningún apoyo de la Administración local ni de las autoridades de turismo locales en sus esfuerzos para proporcionar durante un año entero el servicio en el aeropuerto de Valencia".

El director de Recursos Humanos y Servicios de Vuelo de Ryanair, Eddie Wilson, señaló que "a pesar del hecho que este es un mercado en gran parte sin explotar que necesita tarifas bajas permanente, los gastos en el aeropuerto están entre los más caros de España y están lejos del ingreso potencial que los pasajeros están dispuestos a pagar, en particular durante el período de invierno".

El aeropuerto de Manises "es la cuarta base más cara de España", dentro de las que Ryanair está volando, sin embargo, "la cantidad de pasajeros no es comparable con Madrid o Barcelona", explicó Wilson. En este sentido, justificó el cierre en razón a que "con el petróleo a 140 dólares el barril, los vuelos en aeropuertos caros como Valencia deben reducirse este invierno cuando las tarifas son muy bajas", puesto que "no podemos tener los mismos impuestos en invierno que en verano, ya que vuela menos gente".

Asimismo, manifestó que "el gobierno local está cooperando con otras compañías, como Air Nostrum, pero no con Ryanair", por lo que exigió un "trato igualitario".En este sentido, reclamó "un apoyo con el objetivo de mejorar las condiciones (una reducción de los costes y las tarifas del aeropuerto); un apoyo que otras líneas reciben", aunque "no tengan ninguna posibilidad de crecimiento".

"Decisión irreversible"

Sin embargo, el jefe de personal de la compañía destacó que "la decisión es reversible", siempre que la autoridad competente muestre "cooperación". Por ello, anunció que "seguiremos nuestras conversaciones con las autoridades" con el fin de "convencerlos" que la interrupción de nuestros servicios "no tiene que suceder en el futuro si los gastos son rebajados".

Al respecto, mostró su "confianza" en poder llegar a un "acuerdo" con las autoridades de turismo para que apoyen "el mantenimiento continuado, durante todo el año, de nuestros servicios en unos términos viables en beneficio del aeropuerto y de la región a la que sirve".

Además, preguntado sobre las medidas que Ryanair va a adoptar ante el incremento del precio del combustible, Wilson indicó que la compañía "tiene la suficiente fuerza financiera para atravesar la crisis". A pesar de que este año "no tengamos beneficios" Ryanair "no va a desaparecer aunque otras aerolíneas sí lo harán", y esto, subrayó, "son oportunidades de negocio para la compañía".

De hecho, anunció que la línea aérea pondrá en servicio 40 nuevos aviones el año que viene y "ya veremos entre qué bases se reparten" los aviones. Por otra parte, y tras ser preguntado sobre si los vuelos afectarán a los turistas que viajen a Valencia para asistir al Gran Premio de Europa de Fórmula 1, el director de Recursos Humanos dijo que el cierre temporal "no afectará" al evento automovilístico, aunque "sí podría afectar a eventos futuros".

Además, aclaró que la gente que tenga el billete comprado durante las fechas de cierre de la compañía "tendrán la posibilidad de elegir entre la devolución del dinero o ampliar la fecha del billete". Con respecto a los trabajadores, confirmó que unos 80 empleados se verán afectados por el cierre temporal, aunque tendrán la posibilidad de ser trasladados a otra base de la compañía durante las cinco semanas y reincorporarse cuando concluya el cierre, puesto que "no queremos perder a ninguno de los trabajadores".

Ryanair, explicó Wilson, "con los costos más bajos y las tarifas garantizadas más bajas en Europa, es la única línea aérea capaz de conservar durante todo el año el turismo y los contactos de negocio en ciudades regionales como Valencia". Sin embargo, para ello "se requieren gastos de aeropuerto bajos y el apoyo local para sostener estas operaciones, en particular durante los meses bajos de invierno", añadió. "En ausencia de este apoyo, Ryanair no tiene ninguna otra alternativa, sólo cancelar estas rutas y desarrollar su negocio en otra parte", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios