Procubitos configurará una red internacional de fabricación de hielo

  • La firma gaditana, una de las tres más importantes de Europa, entrará en el capital de varias plantas en Alemania y Bulgaria

Las 180 toneladas de hielo que produce diariamente han convertido a Procubitos en una de las tres empresas más importantes del sector en Europa, un continente que se ha propuesto cubrir mediante la creación de una red internacional de fabricación. "Queremos buscar una fórmula que nos permita acortar distancias y disminuir los costes de transporte, en un negocio en el que los márgenes comerciales están ya muy ajustados", apunta al respecto Miguel Ángel Vázquez, director general de la firma gaditana. Los primeros pasos se darán en Alemania y Bulgaria, desde donde Procubitos pretende ir avanzando hacia los mercados limítrofes. Vázquez explica que, en el caso germano, crearán una sociedad con un fabricante local que, a su vez, irá entrando en el capital de plantas que puedan resultar estratégicas en países cercanos.

En cuanto a Bulgaria, "prácticamente virgen" en el negocio del hielo, el proceso sería similar, aunque es probable que, por la escasa madurez del mercado, la búsqueda de apoyo en operadores de la zona se encamine más a la comercialización que a la fabricación -esta actividad la asumiría Procubitos, con una planta propia-. La tarea en ese país le resultará relativamente fácil, por cuanto Hervaz, matriz de la empresa, tiene allí inversiones inmobiliarias, de modo que ya dispone de cierto bagaje.

El director general de la firma asegura que ya han iniciado conversaciones con posibles socios y confía en que la primera fase del proyecto (la traslación de esas negociaciones a acuerdos concretos y el arranque de éstos) culmine en 2010. En la actualidad, Procubitos factura 5 millones de euros al año, de los que un 80% tiene su origen en el mercado nacional. El resto de las ventas las obtiene entre Portugal, Francia y, en menor medida, Hungría y Rumanía. Miguel Ángel Vázquez señala que la intención de Procubitos a medio plazo es potenciar, además, sus exportaciones a Italia y Marruecos.

Vázquez asegura que aún no tiene una proyección de lo que avanzará el negocio de la compañía con su propuesta de internacionalización, pero se muestra convencido de que el crecimiento será "muy importante". El motivo que esgrime es que "el negocio del hielo está naciendo ahora" en muchos de los mercados que tiene en el punto de mira, de modo que el potencial de desarrollo "es enorme".

Procubitos dispone de una cartera de 9.000 clientes y cuenta con una planta en la localidad gaditana de San Roque (su sede), dos en Madrid y una en el sur de Francia, que comparte con otro fabricante de la zona. Por otra parte, tiene una delegación en Sevilla, donde opera a través de una sociedad con Hielosol, y dos plataformas de distribución en Cataluña. La firma, que también comercializa neveras, carbón vegetal, leña para chimeneas y pastillas de encender -representan el 3% de su negocio-, produce hielo de 55 gramos para hostelería, de 40-45 para consumo directo y hielo picado y en barras para enfriar bebidas y alimentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios